Blogia
MIRANDO AL SUR - augusto alvarado


VENEZUELA

<h2><hr><u>VENEZUELA</h2></u>

EN LA AVANZADA DE LA REVOLUCIÓN CONTRA EL NEOLIBERALISMO



por José Cademartori (*) – Attac Chile – Julio 2004

(*) Ministro del Gobierno Popular de Salvador Allende. El siguiente documento constituye uno de los más lúcidos y conpletos análisis de la situación actual de Venezuela, a días del referéndum revocatorio.

Al momento de realizarse el Plebiscito revocatorio del 15 de Agosto, el gobierno de Chávez habrá cumplido cinco años y medio en el poder. Tiempo breve para la gigantesca tarea de sacar al país del hundimiento en que estaba sumido. Colocado a la cabeza del continente por su ingreso per cápita después del primer boom petrolero y de la nacionalización parcial de su industria, los gobernantes de los últimos veinte años fueron cayendo en el neoliberalismo, privatizaron sus riquezas y se sometieron a los dictados de Washington. Fueron desmanteladas las conquistas económicas y sociales del pueblo para proteger los intereses oligárquicos y el resultado fue que la pobreza llegó a afectar a más del 80% de la nación. Los venezolanos dijeron basta, repudiaron a todos los partidos y políticos gobernantes, desde Acción Democrática y Copei hasta el MAS y Causa R que de origen izquierda terminaron por traicionar sus ideales. El pueblo depositó su confianza en Chávez y su patriótico movimiento bolivariano.

Política económica

Los tres primeros años fueron de gradual avance económico en todos los frentes, pese a la recesión en que encontraba el país en 1999. Pero, en el 2002, la oposición organizó el golpe de abril, luego en diciembre 2002 -febrero 2003 el paro petrolero y el boicot económico generalizado, todo lo cual trajo una fuerte crisis económica y un retroceso de 9% del PIB. Ambos fueron superados con el apoyo popular y las fuerzas armadas progresistas.
El 2004 es un año de fuerte recuperación. Según CEPAL estimó a fines del 2003, la economía crecería al 7%, pero ya se vislumbra un 8% ,9% o más. Strong>Venezuela tendrá el crecimiento más alto de América Latina, superando lejos a los países que le siguen, incluido Chile. Este será resultado no sólo de mejores precios del petróleo, que pasarán a incrementar casi íntegramente al presupuesto público, sino también por la recuperación de la producción de Pedevesa, a los niveles anteriores al paro golpista. hora Pedevesa entrega sustanciales mayores recursos al estado, tiene menos costos improductivos y está libre de los saboteadores. Se detuvo la privatización de los campos petroleros, aunque se aceptan capitales extranjeros privados, en sociedad hasta un 49%, pero subordinados al control del estado. Hay importantes inversiones extranjeras, además de nacionales del estado por 37.000 millones de bolívares para los próximos años.
Todas las ramas no petroleras también crecen fuertemente, la industria manufacturera con la producción de automóviles por mayor demanda se está duplicando; la exportación agroindustrial se expande con productos no tradicionales como piña, melones, flores; la construcción aumenta con el fuerte auge de las obras públicas, se incrementan los servicios de transportes, las comunicaciones y el turismo internacional.
La balanza de divisas ha mejorado notoriamente. En una materia clave para dejar atrás el modelo neoliberal de libre circulación de capitales, se detuvo la especulación y la mortal fuga de capitales, ahora se ejerce el control de las importaciones y la utilización de los dólares. Como resultado, después de haber bajado a 14 mil millones de dólares, las reservas líquidas en moneda extranjera ahora alcanzan a los 24 mil millones, suma muy superior a la de Chile. Se tiene superávit en la cuenta corriente, a diferencia de los demás países latinoamericanos La deuda externa está limitada, Venezuela puede pagarla sin grandes sacrificios, dispone de un envidiable crédito internacional, y no depende del FMI, ni el Banco Mundial. Los especuladores internacionales ya no pueden afectar su estabilidad financiera.
La inflación interna que en los años previos a Chávez llegó hasta casi el 100% anual, y al 54% antes de su elección, hoy nuevamente está en retroceso gradual y será menor que el crítico año pasado. Los reajustes de sueldos y salarios han sido superiores a la inflación. Las pensiones bajas fueron subidas al nivel del salario mínimo que se reajusta anualmente. La CEPAL califica de “conducción prudente” la política monetaria y fiscal. Se implantó el control de precios que cubre a más de la mitad de los productos que conforman el IPC. Para reforzar esta medida se creó el MERCAL que, administrado inicialmente con ayuda del Ejército, abastece a precios subvencionados a la población de menores ingresos. En menos de un año se han habilitados 2.000 supermercados alrededor del país.
Se pone en marcha un plan concreto e inmediato de inversiones estatales: Complejo agroindustrial por 54 millones de dólares; nueva represa; la reconstitución de la Línea Aérea del Estado; una fábrica de cemento, una termoeléctrica. Se inician las obras para cuatro líneas del Metro, dos más en Caracas y por primera vez en dos ciudades importantes, Maracaibo y Valencia. Se extiende la red ferroviaria para unir a todo el país. Se amplían los créditos y aumenta la demanda interna. El desempleo, todavía alto tiende a decrecer.
La ley de tierras se está aplicando, con la entrega de un millón y medio de hectáreas que ya han beneficiado a 130.000 familias. Se trata de tierras fiscales, pero muchas de ellas los terratenientes las reclaman para sí. El Instituto de Tierras aporta financiamiento y capacitación, además de insumos y tractores de procedencia china y apoya la construcción de centros rurales con todos los servicios públicos. No se ha expropiado a ningún latifundista, pero éstos ahora deben pagar impuesto por las tierras ociosas. Ellos han desatado la violencia con bandas armadas, para impedir la organización campesina.
En la Misión Vuelvan Caras los desempleados forman grupos para sembrar parcelas públicas improductivas con hortalizas, se les entrega semillas, y ayuda de 100 dólares mensuales. Están además, el programa de microcréditos con 50 millones de dólares ya entregados a 70.000 beneficiarios. Existe un inédito Banco de la Mujer. Avanza la creación de la economía social, nuevo sector a base de microempresas, cooperativas y empresas autogestionadas. Las cooperativas han pasado de 800, antes de Chávez, a 4.000 en la actualidad que incorporan a 300.000 familias. El movimiento cooperativo puede llegar a ser el más importante del continente.

Educación

Se puso fin a la tendencia neoliberal a la privatización. Fue eliminado el cobro simulado de matrículas en las escuelas públicas. Miles de ellas se han reconstruído, ampliado y equipado. Se crearon ya unas 3.100 escuelas bolivarianas de jornada completa que proveen útiles escolares, tres raciones alimenticias en el día, atención de salud y capacitación deportiva; ellas atienden a 600.000 alumnos lo que todavía es una minoría. En todo caso, con un millón de asistentes a las aulas, la matrícula escolar total subió de 83% el 99, al 90% de la población en edad escolar, el 2002. La Misión Robinson ha logrado alfabetizar a un millón y medio de venezolanos y la UNESCO se propone anunciar que el país es territorio libre de analfabetos. Está en pleno funcionamiento la Misión Ribas destinada a completar los estudios secundarios de quienes tuvieron que desertar para trabajar. Fueron reabiertas escuelas técnicas y se crearon tres nuevos institutos tecnológicos. Se han instalado 300 centros de conexión gratuita a Internet. Se inició la edición pública, masiva y a bajo precio, de libros de literatura. Las guarderías infantiles elevaron su capacidad en los primeros cuatro años de 150.000 a 300.000 asistentes.
Se han creado las universidades bolivarianas en Caracas y otras tres ciudades, donde estudian 20.000 jóvenes que habían sido rechazados en las universidades tradicionales, con el pretexto de falla en los exámenes de admisión. La meta es incorporar a 400.000 jóvenes bachilleres que quedaron fuera de la educación superior. Todo lo anterior se refleja en notable aumento de la inversión educacional pública que pasó del 3% del PIB a 7% . Esta duplicación de recursos para educación pone a Venezuela en uno de los niveles más altos del continente.

Salud

Se implantaron nuevos programas específicos: El proyecto Simoncito para atención integral gratuita a las embarazadas y sus hijos, hasta los cuatro años; la instalación de boticas populares con medicamentos a bajo precio; la vacunación masiva y gratuita de la población contra el dengue, la hepatitis B y otras epidemias; la atención en hospitales cubanos de más de 5.000 pacientes sin costo para ellos; Se eliminó el cobro en las clínicas de urgencia. El Programa Barrios Adentro con la cooperación de 12.000 médicos cubanos, incluídos 1.200 odontólogos que atienden las 24 horas en los barrios más pobres o lugares más apartados; se calcula que en este programa se han efectuado unas 14 millones de atenciones, incluídas las visitas domiciliarias. En cuatro años, 3 millones de venezolanos lograron el acceso al agua potable. Se han instalado las cocinas comunitarias o casas de la alimentación en los barrios más carenciados, donde la preparación de las comidas corre a cargo de los mismos vecinos. Para llevar a cabo esta ingente labor el presupuesto público en salud aumentó de 1,5% el año 90 al 4,8% del PIB en la actualidad, una cifra entre las más altas del continente. Ya se constata resultados positivos en la mejora de la salud: La disminución de la mortalidad infantil que era de 21,4 por mil y bajó a 17 por mil entre el 98 y el 2001, mientras la expectativa de vida subió de 72,8 a 74 años.

Vivienda

Uno de los programas más esperados es la entrega de títulos de propiedad para miles de familias que en los cerros de Caracas y otras ciudades durante años construyeron en precarias condiciones, sin tener seguridad. Se trata en parte de terrenos fiscales. Para este efecto se forman comités de 100 a 200 familias los que llevan adelante los trámites administrativos y negocian con las empresas de agua y luz para abordar sus carencias. Hasta noviembre del 2003, 45.000 familias habían recibido sus títulos individuales.
Existe también el Plan Avispa que consiste en la transformación de los ranchos insalubres en verdaderas viviendas rurales. En la construcción de nuevas habitaciones los subsidios a los postulantes llegan al 70% en casos necesarios al 100% del costo de construcción. En los diez años anteriores a Chávez, el gobierno construyó sólo 45.000 viviendas sociales. En los tres primeros años de Chávez ya se entregaron 90.000 viviendas.

Participación e integración

Todos los planes sociales del gobierno han sido calumniosamente atacados por la oposición. Sin embargo, enfrentados al plebiscito los opositores se dieron cuenta que el programa social de Chávez cuenta con una abrumadora aprobación popular. En una voltereta demagógica, los opositores ahora dicen que los van a mantener, aunque amenazan modificarlos, para dar cabida a formas veladas de privatización.
Es importante destacar que todas estas misiones y proyectos no se implementan de modo paternalista, burocrático ni clientelístico, sino mediante una participación ciudadana activa, sin exclusiones partidistas. Las comunidades locales, los barrios, los comités de salud locales, la intervención vecinal en la distribución del presupuesto comunal, los círculos bolivarianos, el crecimiento explosivo de las cooperativas, el incremento de la acción de los sindicatos en los problemas laborales, la actividad autónoma de las organizaciones indígenas, todo ello, da cuenta de esta revolución participativa y masiva a la que se está incorporando el pueblo venezolano por primera vez en su historia.
Es notable también el cambio operado en las Fuerzas Armadas. No sólo hicieron fracasar mayoritariamente, el golpe de Abril y el sabotaje a la industria petrolera, el transporte y otras actividades, sino que contribuyeron a la derrota de la conspiración, colocando su voluntad y sus poderosos medios a superar los efectos de la emergencia. El Ejército ha cumplido un rol destacado en tareas civiles y sociales como la reconstrucción de las urbanizaciones del litoral, cuyas inundaciones provocaron 10.000 muertos y 100.000 damnificados; el abastecimiento alimenticio a áreas remotas, la reparación de escuelas, viviendas y policlínicas y el transporte aéreo gratuito para emergencias de salud de miles de personas.
Toda esta inmensa labor se ha tenido que realizar en medio de la más feroz campaña mediática contraria, jamás vista. Cuatro de cinco canales privados de TV realizan esta campaña de odio y violencia, todos los días, de la mañana a la noche. Sin embargo, la audiencia de estos canales ha disminuído del 68% al 32%, mientras el canal del estado aumentó la suya del 2% al 18%. También es importante comprobar que disminuye la circulación de los grandes periódicos opositores, mientras crece la audiencia de las radios, canales y diarios comunitarios. Todo indica, como lo corroboran las encuestas que el respaldo a Chávez crece y se hace más sólido.

Política internacional

Una de las causas de la crisis integral que sufrió Venezuela en los años 80 y 90 y que llevaron a la insurgencia victoriosa del movimiento militar bolivariano, fue la política entreguista de su riqueza fundamental que impulsaban los gobiernos anteriores. Chávez dio un vuelco completo a la estrategia petrolera. Detuvo la tendencia privatizadora, reforzó los lazos con la OPEP y con los países árabes con lo que le dió a esa organización un nuevo impulso y logró poner al servicio de la nación y su pueblo los inmensos recursos que proporciona el oro negro. La OPEP ha retomado su influencia en el mercado mundial, asegurando a los países productores mejores precios y una mayor regulación de esta riqueza vital para la humanidad. Este es unl ogro histórico que retoma la senda de la independencia económica que requieren todos los países subdesarrollados en el manejo de sus recursos naturales.
Chávez ha denunciado las maniobras públicas y secretas de la administración Bush por derribar a su gobierno y por intervenir en el Referendum a favor de la oposición y hace lo posible por erradicar la ingerencia norteamericana en la vida venezolana. Ha repudiado los bombardeos estadounidenses contra las poblaciones civiles en los países musulmanes y es uno de los pocos gobernantes del mundo que no sólo rechazó la invasión norteamericana en Irak sino que exige la retirada de las tropas de ocupación. También ha criticado la intervención norteamericana en Haití. Mantiene en todas las tribunas internacionales una activa denuncia de la globalización neoliberal.
Venezuela desarrolla una política de amistad y hermandad con Cuba, de cooperación económica, técnica y social en todos los planos, impulsa la cooperación cubana en salud y abastece a Cuba en condiciones financieras favorables para ésta, de hidrocarburos decisivos para contrarrestar el criminal bloqueo norteamericano. Entre otros resultados, la asistencia deportiva cubana ya ha permitido los primeros e importantes triunfos logrados por los deportistas venezolanos en las olimpíadas de Puerto Rico.
Chávez ha rechazado el ALCA y promueve la integración latinoamericana en todos los planos, la que se refleja en su proyecto alternativo del ALBA. Lanzó la idea de una empresa de TV latinoamericana para quebrar el monopolio político de los grandes magnates de la región. Propone la incorporación de todos los miembros de la Comunidad Andina en el Mercosur y obtuvo su incorporación como miembro asociado al Mercosur. Ha firmado importantes acuerdos económicos con Brasil para el desarrollo conjunto de sus ricas regiones limítrofes en el Amazonas. Lanzó la idea de una Empresa Latinoamericana de Petróleo que agruparía a las empresas estatales de hidrocarburos del continente, -Petroamérica- con lo que nuestros países tendrían un peso importante en el mercado mundial de la energía. Mantiene un convenio de suministro petrolero a los países de Centroamérica y a algunos del Caribe, en condiciones favorables para éstos. Con Argentina se estrechan las relaciones comerciales, económicas y la cooperación en otros terrenos.
Chávez y su gobierno se han convertido en la vanguardia de la revolución contra el neoliberalismo y con su ejemplo está influyendo poderosamente al cambio hacia la izquierda que se observa en casi todos los países latinoamericanos. Retomando el ideario de Bolívar, el mismo de O'Higgins, San Martín y otros libertadores, Chávez necesita el apoyo de todos los demócratas chilenos y especialmente de quienes vemos en su obra, la continuación de los sueños de Allende.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Mauricio Roman -

No se porque se me hace que el autor del artículo es asalariado de la roboluciòn de Chávez y ve a Venezuela desde lejos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres