Blogia
MIRANDO AL SUR - augusto alvarado


URUGUAY

<HR><H2><U>URUGUAY</H2></U>

UN DISCURSO DE EDUARDO GALEANO ACERCA DE LAS PAPELERAS



Grupo Guayubira, Uruguay
info@guayubira.org.uy


"Buenas noches a todos, queridos todos. Quiero empezar por hacer un par de aclaraciones. Algún diario publicó y algunas radios reprodujeron la noticia de que esta noche yo iba a encabezar una marcha contra el gobierno. Bueno, ni encabezo ninguna marcha -porque yo no encabezo nada, no nací para encabezar- ni esta concentración es una concentración contra el gobierno. Yo diría que al revés, esta concentración está alimentada por una esperanza colectiva, una esperanza que compartimos todos de que el gobierno escuche otras voces y no sólo las voces que lo urgen a tomar decisiones apuradas en relación con temas fundamentales que son importantes para el país. Porque hay decisiones que toman 15 minutos o veinte pero después tienen consecuencias durante siglos.

Y ahora se da como un hecho consumado que el gobierno aprobó o puso su visto bueno a la instalación de las plantas de celulosa en Fray Bentos. Lo que nosotros habíamos solicitado en un manifiesto que firmamos y lo que después hemos subrayado una vez y dos, y veinte veces, es la necesidad de que antes de tomar una decisión que nos parece grave y que puede implicar el envenenamiento del río y la reducción del poco humus que nos queda en la tierra, esto que va a pudrir las aguas y secar las tierras, que no es de ninguna manera obra de la imaginación sino que es la enseñanza triste que han dejado las fábricas de celulosa por la experiencia ya realizada en tierras vecinas sobre todo, en Chile, en Argentina; bueno pues, que se escuchen esos testimonios y que antes de tomar una decisión se piense mucho en lo que se va a hacer. Que se escuchen voces diversas porque esto de las voces diversas al fin y al cabo es también una tradición del Frente. El Frente Amplio [coalición de izquierda en el gobierno] se llama amplio por eso, porque nació queriendo ser amplio; una conjunción de conciencias unidas bajo banderas comunes pero que vienen de lugares diversos y que pueden tener opiniones diversas.

Alguien dijo, no sé si Artigas -probablemente Artigas- [héroe nacional de Uruguay] que la contradicción es la única prueba de la libertad. Pero yo además creo que la contradicción es la prueba de la vida, porque la vida es contradictoria y no hay que tenerle miedo. Nosotros tenemos la certeza también abonada por la experiencia histórica de que cuando se confunde la unidad con la unanimidad no se llega a buen puerto porque no existe una verdad única, sino una suma de verdades que resultan de la contradicción de las muchas verdades que la verdad contiene. Entonces, no le tenemos miedo a la contradicción y no nos importa, realmente no nos importa que nos llamen traidores por discrepar.

¿O acaso hemos vuelto a los tiempos de la Santa Inquisición y ahora nos van a quemar con leña verde, por creer que alguna de las medidas que el gobierno está tomando son equivocadas o apresuradas? No compañeros, yo creo que hay que reivindicar el derecho a la divergencia dentro de la confluencia y que esa es nuestra mejor manera de ayudar al gobierno a gobernar.

¿Por qué? Porque este gobierno no nació de la oreja de una cabra y no fue votado por un señor que se llama mercado, que parece que es el que nos está tomando los deberes.

Porque ahora se dice: No, lo que pasa (me lo dicen amigos, gente querida, compañeros que quiero), me dicen: Eduardo, vos no entendés que el mercado está satisfecho. Les digo: ¿El mercado? Me dicen: esto no, porque el mercado no quiere. ¿El mercado? Y pregunto: ¿y ese Sr. Mercado es uruguayo? ¿Tiene Credencial Cívica? ¿Votó? ¿Fue votado? ¿Quien votó por el Sr. Mercado?

El Frente Amplio no tiene que rendir cuentas al Sr. Mercado pero si está obligado a rendir cuentas al pueblo que lo votó. En estos días, en estos tiempos, estamos viviendo -yo creo no sólo el Frente, el gobierno, sino el país todo- tiempos muy difíciles. Sin duda que el gobierno ha heredado un país hipotecado, endeudado hasta la manija, cuyos márgenes de soberanía se han estrechado, se han hecho cada vez más angostitos. Y entonces se vive un clima en el cual es muy difícil decir algunas cosas, y yo lo comprendo.

Comprendo que pueda haber sectores de la población, como ahora ocurre con algunos sectores en Fray Bentos, que estén contentos con la idea de que van a trabajar. Porque este es un país desmantelado, donde el trabajo se ha convertido lamentablemente en un privilegio de pocos. Entonces la defensa ecologista del medio, de la tierra, del agua y también de la salud humana parece una cosa de marcianos. Porque se vive un clima semejante al de aquella película (probablemente algunos de los que están acá la vieron) "Bienvenido Mr Marshall", en la que había un pueblo español enloquecido porque venía Mr. Marshall que iba a traer la plata, o sea, las inversiones, que es otra cosa de la que hablan ahora los expertos todo el tiempo, día y noche.

Hablando de las inversiones, me hace acordar al episodio aquel, que vivimos no hace mucho, no recuerdo exactamente, cuando buena parte de este país quedó enferma de tortícolis por mirar al cielo esperando el avión que iba a traer los 3 mil millones de dólares que habían sido prometidos por un embajador de los Estados Unidos que es muy meterete, que por cierto ahora está urgiendo al Parlamento que apruebe una ley de inversiones que contiene cláusulas coloniales humillantes para el país.

Este señor meterete no se ha enterado de que el país cambió, porque la gente votó para que el país cambiara, y cosas que antes resultaban normales, humillaciones aceptadas como costumbre en tiempos del poder "blanquirado", "coloranco" [referencia a los partidos tradicionales blanco y colorado], ahora ya pasan a ser ofensas graves a la dignidad nacional recuperada. Y yo creo que es no sólo nuestro legítimo derecho sino también nuestra obligación, nuestro deber, recordarle a este gobierno que muchos sentimos que es nuestro gobierno, recordarle que la dignidad es su obligación principal y que no se equivocó aquel jefe que dijo: ”NO VENDEREMOS EL RICO PATRIMONIO DE LOS ORIENTALES AL BAJO PRECIO DE LA NECESIDAD” [frase de Artigas] Gracias".
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

María Fernanda Ruiz -

Soy argentina, admiro profundamente al pueblo uruguayo, un tupamaro me enseñó el sentido de las marchas de la resistencia de las Madres de Plaza de Mayo, Eduardo Galeano me enseña a pensar Latinoamérica... éste conflicto me hace acordar a una canción de Pablo Milanés que dice:

El nacimiento de un mundo se aplazó por un momento

un breve lapso del tiempo, del universo un segundo.

Sin embargo parecía que todo se iba a acabar

con la distancia mortal que separó nuestra vidas.

Realizaron la labor de desunir nuestras manos
y a pesar de ser hermanos nos miramos con temor.
Cuando pasaron los años se acumularon rencores,
se olvidaron los amores, parecíamos extraños.

Qué distancia tan sufrida, que mundo tan separado
jamás se hubiera encontrado sin aportar nuevas vidas.
Esclavo por una parte, servil criado por la otra,
es lo primero que nota el último en desatarse.
Explotando esta misión de verlo todo tan claro
un día me vi liberado por esta revolución.
Esto no fue un buen ejemplo para otros por liberar,
la nueva labor fue aislar bloqueando toda experiencia.
Lo que brilla con luz propia nadie lo puede apagar,
su brillo puede alcanzar la oscuridad de otras costas.
Quién pagará este pesar del tiempo que se perdió.
de las vidas que costó, de las que puede costar.
Lo pagará la unidad de los pueblos en cuestión,
y al que niegue esta razón la historia condenará.
La historia lleva su carro y a muchos nos montará,
por encima pasará de aquel que quiera negarlo.
Bolívar lanzó una estrella que junto a Martí brilló,
Fidel la dignificó para andar por estas tierras.
Bolívar lanzó una estrella que junto a Martí brilló,
Fidel la dignificó para andar por estas tierras.

Canción por la unidad latinoamericana

Juan M. García Criado -

Desde este lado tan contaminado del Río de la Plata (sin la presencia de Botnia ni la de Ence, y sólo con la presencia nuestra, una rancia argentinidad posmoderna), Mil Gracias a Eduardo Galeano, una vez más, por toda su lucidez, por todo su compromiso, por todo su coraje. Porque también, nota a nota, libro a libro, año a año, nos ayuda a todos a pensar más y mejor. Porque a sus palabras localizadas les podemos asignar valores regionales. Porque su ilustración de estos tiempos presentes se convertirá, en algún tiempo futuro cualquiera, en un invalorable retrato de esta época siniestra. Como dice un periodista desde esta orilla, \"Kirchner no es de izquierda. El problema es que a su izquierda no encontramos a nadie\". Me permito hacerlo extensivo a Tabaré. Me permito rechazar a este sistema global. Me permito mandar al Sr. Mercado a la mismísima puta madre que lo parió.

Yimar Noemí Fernández -

Gracias Eduardo, buscaba tu opinión al respecto, aunque yo sigo confiando en que nuestro oncólogo presidente cuidará nuestra salud.Me duele el alma cuando veo lo que se transformó en pelea entre hermanos, en vez de luchar juntos por América unida. Las plantas en Argentina también nos dañan ¿por qué nadie hace nada al respecto?Esto parece más política que defensa de la naturaleza,hay mucho perjuicio en las medidas que se toman ,solo nos desunimos más, nos separamos. Los puentes son para unir. Unámosnos para hacer lo mejor pero en las dos orillas.Soy Uruguaya y tengo dos hijos Argentinos, dejemos de usar papel, propongan alternativas. Gracias

marcelo bentancur -

Perplejo, talvez sea la unica palabra que describa lo que siento. Tengo 36 años, casi igual que el Frente, perdi, perdi, perdi muchas veces y por fin gane, y ahora estoy perplejo, soy eso, nada mas, uruguayo.
Gracias Eduardo...

Edit Renis -

Gracias señor Galeano por mostrarme de alguna manera cual sería el pensamiento de Artigas. Soy argentina y como latinoamericanos ya tendríamos que haber aprendido que el mercado siempre se lleva y nunca trae.Antes fue el oro,la vida de nuestros hijos y ahora es el río.Va a pasar lo de siempre nos van a joder con las papeleras y lo peor nos vamos a pelear entre nosotros que somos hermanos.

fernando -

brillante exposiciòn de galeano, pero como argentino quiero agregar que se debe tener en cuenta si lo que uno hace afecta al otro, con en una casa con la medianera y su vecino.
saludos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres