Blogia
MIRANDO AL SUR - augusto alvarado


EL GAUCHO RIVERO

<h2><u><hr>EL GAUCHO RIVERO</h2></u> Por José María Rosa

Bambú Press
Reconquista Popular


La academia -nuestra Academia- en mérito a documentos ingleses, dice que el móvil de Rivero y sus compañeros, al desertar primero y caer más tarde en plan de guerra sobre Soledad, era porque les pagaban los salarios en billetes de papel, y ellos querían metálico.

Me parece una explicación demasiado materialista para una reacción tan excesiva, y no comprendo qué diferencia hacía a los gauchos los billetes o el metálico en las soledades del archipiélago. Preparados para perder la vida, quisieron hacerlo bajo la bandera argentina y arriaron el pabellón británico. ¿También por metálico?

Hasta enero de 1834 estuvieron las Malvinas bajo el control de los gauchos de Rivero. Las familias de los colonos ingleses fueron confinadas en un islote y alimentadas por los dueños de la situación. En octubre llegaron algunas balleneras inglesas, pero no se atrevieron con los facciosos: debió esperarse a enero de 1834, en que una goleta de guerra consiguió imponerse, y Rivero y los suyos cayeron presos.

Esa fue la vida del gaucho Rivero. Nuestros académicos entienden que sus antecedentes no son nada favorables para otorgarle títulos que justifiquen un homenaje. Basándose en interrogatorios en inglés del curioso proceso, nos aclaran que era un gaucho peleador, tal vez de malos antecedentes, y que se juntaba con antiguos confinados.

Pero también Martín Fierro era un gaucho peleador, de malos antecedentes, y que se juntaba con matreros como él.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres