Blogia
MIRANDO AL SUR - augusto alvarado


"PETRÓLEO, ESTADO Y SOBERANÍA"

<hr><h1><u>&quot;PETRÓLEO, ESTADO Y SOBERANÍA&quot;</h1></u>

La nota que presentamos a continuación es un “informe” de Rolando Mermet sobre su presencia en el acto de presentación del libro “Petróleo, Estado y Soberanía” de Rafael Bernal, y que está dirigido a sus compañeros de la lista “Reconquista Popular”.Aunque no es exactamente un artículo periodístico lo publicamos en toda su extensión pues consideramos que contiene elementos valiosos para la comprensión de los nuevos y buenos vientos que soplan en la sociedad argentina



La Redacción de Mirando al Sur

Anoche tuve la fortuna de estar presente en el acto de presentación del libro “Petróleo, Estado y Soberanía - Hacia la empresa multiestatal latinoamericana de hidrocarburos” del insolentemente joven (amigo y contertulio de Reconquista Popular) Federico Bernal, que se efectuó en la Biblioteca Nacional.

Ante un auditorio colmado, fundamentalmente por personas de no más de treinta años de edad promedio, y con la moderación de un incisivo Marcelo Zlotowajda, y con las presencias del diputado Carbonetto y el Jefe del Estado Mayor del Ejército, Gral. Bendini, comenzó el acto.

El autor, nieto de Heremite, descubridor en 1907 del primer pozo petrolero, recibió de manos de su madre, una pipeta conteniendo una preciosa reliquia con parte de ese mismo petróleo hallado, como regalo sorpresa, y de alguna manera como merecido reconocimiento, por el libro que presentaba.

No voy a referirme al contenido de cada una de las intervenciones. Todas de lujo.

Simplemente quiero destacar que el discurso del Gral Bendini, fue de una solidez, de una profundidad y de una claridad conceptual que me dejaron anonadado. Me conmovió profundamente, y llenaron mi espíritu – habitualmente escéptico- de un optimismo vital, que espero me dure, al menos, hasta la próxima maratón... sino hasta la victoria final.

La profunda visión nacional desarrollada, su explicación sobre el carácter estratégico que tiene el control de los recursos energéticos por parte de una nación –si no quiere ser tan solo una mera colonia- y si desea ser verdaderamente soberano, fue magistral. Su rescate de figuras como Mosconi, Baldrich, Savio, Heremite entre tanto patriota, fue impecable.

Se refirió además al papel de hacedor de soberanía y colonización que tuvo Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF), como algo que iba mucho más allá de una mera empresa comercial. Explicó y coincidió con el autor en la necesidad de retomar la política latinoamericanista ya propuesta por Mosconi, en el sentido de la conformación de una gran empresa latinoamericana de combustibles.

Habló de la Patria Grande. Habló de los golpes de estado “con olor a petróleo”, como el de Uriburu en el treinta. Dijo que no en vano, Uriburu era salteño, región donde tenía sus reservas la Standard Oil.

Se refirió con amenidad, y apoyándose en varias anécdotas históricas y datos precisos, a la urgente necesidad de recobrar para el estado nacional el control no solo de la renta petrolera, sino de todo recurso estratégico, como son los energéticos. Se mostró esperanzado en que ENARSA, rumbee por allí. Habló con cauto o esperanzado (según como se mire) optimismo, de los acuerdos firmados con Chávez y Lula. Apostó a que ese es el rumbo correcto.

Se lo notaba con muchas ganas de extenderse más. Se lo veía sólido conocedor del tema, y con vastos y fundados puntos de vista que desarrollar. Se salía de la vaina por hacerlo, pero conciente quizás de la trascendencia que sus palabra pudieran tener, sobre todo, si eran descontextualizas, máxime en período preelectoral, se contuvo, y comenzó a redondear.

A mi modesto parecer, su intervención estuvo mucho más “a la izquierda” –disculpen el anacronismo terminológico- o fue muchísimo más Nacional, así con mayúsculas, que la del diputado Carboneto, por decir algo.

Finalizó recordando que el año próximo, se cumplen 200 años del episodio que representó – por así decir- el primer encuentro y amalgama del pueblo argentino y de constitución de sus primeros batallones militares, cuando la defensa y reconquista de la ciudad frente a las invasiones inglesas. Hizo un llamado, a que aprovechando esa fecha, nuevamente, como entonces, el pueblo y sus militares, emprendan la verdadera tarea de reconquistar la soberanía nacional, la refundación de un estado presente, la impostergable integración latinoamericana, como requisitos para conquistar la felicidad de nuestro pueblo.

Creo, - y lo digo con orgullo y convicción- que tenemos un Jefe de Estado Mayod del Ejército de lujo. Sus posiciones son ejemplares. Y creo que en el auditorio de ayer, como bien señaló Carbonetto, en tantos jóvenes que estudian, se preparan, y creen en el país, como Federico Bernal, y como tantos que allí estaban presentes, resurge con fuerza el Proyecto Nacional. Y que ese proyecto terminará triunfando, irremediablemente.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres