Blogia
MIRANDO AL SUR - augusto alvarado


EL MAS GANÓ CON LOS MÁS

<hr><h1><u>EL MAS GANÓ CON LOS MÁS</h1></u> Por José Steinsleger

La Jornada - Miércoles 28 de diciembre de 2005

Con la copa en alto, y a tenor de la estimulante victoria que los mejores hijos de Bolivia acaban de regalar a los pueblos de nuestra América, convendría retener un dato: tras las palizas electorales que la revolución bolivariana asestó a los apátridas de Venezuela, los Maestros de la Orden de Galimatías (MOG) descubrieron que en su desempeño, un gobierno de origen democrático puede dejar de serlo.

El dato cuenta, y mucho. Especialmente en épocas de guerras preventivas. Fíjese: si el presidente electo Evo Morales hubiese obtenido menos de 50 por ciento de los votos, los MOG hubiesen dicho que ganó la democracia. Y no que ganó la derecha. Pero como los más del MAS (Movimiento al Socialismo) reventaron las urnas, los MOG pronostican que el país andino será "ingobernable".

¿A quién le interesa el vaticinio? En principio, un MOG auténtico rehúsa emplear términos como "izquierda" y "derecha" para analizar (usted perdone) la "dinámica estamental y societal" del complejo país andino. El gobierno de Evo deberá, primero y último, aprobar el examen de "modernidad" previsto en el intervencionista artículo 20 de la Carta Democrática (sic) de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Ricardo Lagos, presidente de Chile y conocido pensador de los MOG, dijo que "... ser de izquierda hoy es darle a todo el mundo la oportunidad de volverse un Bill Gates". Y eso que no era, como hoy, día de los Santos Inocentes. En tal caso, el término "izquierda" puede ser empleado como sustantivo. De lo contrario, debe usarse como adjetivo (adverbio "ultra" incluido).

El próximo gobierno de Bolivia será conducido por un "indígena" de gran olfato político, junto a un vicepresidente muy formado que fue guerrillero, ideólogo de la "nación aymara" y preso político. De modo que en 2006 el debate entre los MOG será tenaz: ¿"lo indígena" remite a los "metarrelatos de la premodernidad", o equivale a "sujeto originario" en vías de ciudadanización?

Alvaro García Linera, vicepresidente electo, habla de impulsar el "capitalismo andino-amazónico". ¿Mande? Con un PIB per cápita de 900 dólares y más de 75 por ciento de la población en pobreza extrema... No. Aquí me detengo. Es mucho lo que le debo al heroico pueblo de Bolivia y no deseo (¡cruz diablo!) escupir el asado por anticipado o sumarme al discurso del maestro James Petras, ese aguafiestas.

Amigos de la verticalidad vanguardista; amigos de la horizontalidad descentralizada; amigos del centralismo democrático; amigos del pluralismo y la unidad en la diversidad; enemigos del imperialismo y el imperio: todos damos por seguro que al nuevo gobierno de Bolivia los carapálidas del mundo le harán la vida muy, pero muy difícil.

Retengamos, entonces, otro dato: el gobierno de Estados Unidos cuenta con mil funcionarios en Bolivia. También sabemos que cinco años de mandato constitucional equivalen a menos de uno por ciento de 500 años de colonialismo, saqueo, racismo y explotación. En la constelación de los atropellos sufridos por los bolivianos que son más, una chispa apenas.

Entonces... ¿qué tal si en el país de la reforma agraria consagrada y traicionada por la revolución de 1952, los más empiezan rayando la cancha de los menos, el centenar de familias dueñas de 25 millones de hectáreas mientras 2 millones de familias campesinas poseen 5 millones de hectáreas?

¿Qué tal si en el transcurso de la anunciada Constituyente para refundar el país, los nuevos actores de la revolución deliberan con el compromiso de conjurar todos y cada uno de los inconvenientes que abortaron la Asamblea Popular de 1971?

Creo que 90 por ciento de los sin tierra (250 mil campesinos) que deambulan por los barrios más pobres de las ciudades y que constantemente ocupan tierras de los latifundistas que se han apoderado de las más fértiles de Bolivia (aliados con las trasnacionales del petróleo y el gas) se merecen algo más que la rica polémica entre los partidarios marxistas de Toni Negri y los marxistas de pelo en pecho.

Llegó la hora de revertir con inteligencia política el proceso de "globalización" (¿?), que en Bolivia consintió que el 10 por ciento más rico de la población supere 90 veces el ingreso del 10 por ciento más pobre. Por esto, si 88 por ciento de los indígenas bolivianos son pobres, lo que menos necesitan es entender la Etica de Aristóteles para empujar la revolución, emanciparse de sí mismos y de quienes los explotan y confunden.

Antes que "indígena", "pobre" o "sin grado académico", el presidente electo de Bolivia ha sido símbolo ejemplar en la lucha global contra el imperialismo, el racismo, el neoliberalismo y el llamado pensamiento único. Aunque si en la ceremonia de transmisión del mando Evo se pone corbata para conciliar, y García Linera se la quita para demostrar lo que no es, la suerte está echada.

Lo dicho quizá suene excesivo. El "buen humor" de Petras me persigue. Quise decir que en la historia del drama boliviano lo simbólico debería alguna vez dejar de ser metafórico. Usted entiende... ¿no? Feliz año.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Guillermo -

El comentario de Lagos, de que el socialismo equivale a que cada uno pueda convertirse en un \"Bill Gates\", es cuando menos, para decirlo suavemente \"estupido\".
El dueño de la empresa de computación Microsoft y creador de los Sistemas Operativos Windows, que estan llenos de errores para los cuales saca sucesivas versiones (Windows 95, Windows 98, Windows ME, Windows NT y asi hasta el infinito) que corrijen los defectos de las anteriores, ha hecho su fortuna gracias precisamente a eso, a ser un monopolio que impone a usuarios individuales y compañias su Sistema Operativo. No es para nada un ejemplo de \"socialismo\" en cualquier variante que se entienda por tal, sino una muestra de lo mas crudo y egoista del sistema capitalista imperialista que nos oprime.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres