Blogia
MIRANDO AL SUR - augusto alvarado

chile


SE REMATA LINDO PAÍS

<H1><HR><U>SE REMATA LINDO PAÍS</h1></u>

Por Pedro Lemebel
Clarinet - 23-12-2005
 

Demasiado barato quiere comprar este paisito, don Piñi; usted que va por la vida tasando y preguntando cuánto vale todo. Y de un guaracazo se compra medio Chiloé, con botes y palafitos incluidos. Con cerros, bosques y ríos, hasta que se pierde la mirada en la distancia, le pertenece a usted.
 

¿Cómo puede haber gente dueña de tanto horizonte? ¿Cómo puede haber gente tan enguatada de paisaje? Me parece obscena esa glotonería de tanto tener. Me causa asombro que, más encima, quiera dirigirnos la vida desde La Moneda.
Muy barata quiere rematar esta patria, don Piñi, y sólo con un discurso liviano de boy scout buena onda. Pura buena onda ofrece usted, don Piñi boy, como si estuviera conquistando al populacho con maní y papas fritas. Nada más, el resto pura plata; empachado de money, quiere pasar a la posteridad sólo por eso. Porque cuando cita mal a Neruda se nota que a usted le dio sólo para los números y no para la letra.
 

Es decir, usted es puro número y cálculo, señor Piñi, poca reflexión. Poco verbo, poca idea, aunque esa es la única palabra que usa entre sus contadas palabras efectistas. Buena onda y futurismo. Las heridas se parchan con dólares. La memoria queda atrás como una tétrica película que olvidar.
 

Sin vacilar marchar, que el futuro es nuestro (parece himno de la juventud nazi). Así arenga usted a este pueblo embelesado con los adelantos urbanos hechos por la Concertación. Nadie sabe para quién trabaja, y usted la encontró lista.
O sea, usted se pasa de listo, don Piñi. Quiere hacernos creer que siempre fue demócrata, pero lo recordamos clarito sobándole el lomo a la dictadura, haciéndole campaña a Büchi, amigote de la misma patota facha que le anima la campaña. Los peores, la gorilada del terror.

Parece que este suelo nunca aprendió la lección, ni siquiera a golpes, y con facilidad se traga el sermón de la derecha pinochetista, ahora remasterizada con piel de oveja neoliberal. Pero son los mismos de entonces, soberbiamente gozando los privilegios de la democracia que conseguimos nosotros, y sólo nosotros, porque también yo dudo que en el plebiscito votara que no simpatizando por la derecha.

Mire usted qué fácil le resultaba tratar de transformar el Mapocho en un Sena con sauces. Puro arribismo, intentar domesticar con terracitas y botecitos parisinos a nuestro roto Mapocho, quizás lo único rebelde que le va quedando a esta ciudad. Qué delirio, míster Piñi, ¿por qué no se va a Europa si cacha que nunca va a poder blanquear la porfiada cochambre india de nuestra raza? Quizás todo el país se acuerda de usted formando parte de la nata panzona del derechismo empresarial. Por entonces, en aquella época de terror, quien hacía fortuna de alguna manera era a costa de las garantías de la represión. Usted llenaba sus arcas, don Piñi, y nosotros sudábamos la gota gorda, o la gota de sangre. Fíjese que no se nos ha olvidado, y nunca se nos olvidará, aunque a usted le reviente que el pasado aflore cuando menos se lo espera. A usted ni a sus yuntas de pacto les conviene el pasado, por eso miran turnios y amnésicos al futuro.
 

Su discurso Disneyworld, míster Piñi, no resiste análisis, y sólo el arribismo miamista de algunos chilenos le compra su receta de vida fácil, su filosofía banal de texano paticorto. Usted me recuerda a Bush, a Menem, Piñito. Es la nueva derecha titiritesca y farandulona. Puro show, pura foto tecnicolor de mundo feliz con sus sombreros republicanos en el Crown Plaza. Pero le falta la cultura a su centroderecha inmediatista. No hay peso intelectual en su carnavaleo de propaganda. Nada más que modelos tetudas y parientes de hippysmo revenido. Demasiado barato quiere rematar este país, Piñito. Ni siquiera basta con su cátedra fantasma en las aulas de Harvard. Tampoco, usar de propaganda la limosna que puso por mi amiga Gladys en sus últimos momentos; eso es muy feo, y de mal gusto. Sobre todo para usted que es tan humanista cristiano. Porque usted es pillo, Piñín. Quiere sacar adherentes de todos lados, como si este país fuera sombrero de mago. Lástima que la oferta de su vanidosa feria de variedades huele a ventaja populista. Nada más, don Piñi; el resto, esperar con cueva lo que ocurra en el transpirado enero.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres


LA ILUSIÓN LA ESPARCE EL AIRE

<HR><h1><u>LA ILUSIÓN LA ESPARCE EL AIRE</h1></u>

por  Nelson Villagra


El Mostrador - 6 de Enero del 2006

Circula una carta abierta en internet sobre los Derechos Humanos en Chile, dirigida a ambos candidatos presidenciales, firmada por un número apreciable de personas, además de varias organizaciones víctimas de tortura residentes en el exterior.

Luego de hacer un recuento de lo que se ha hecho o dejado de hacer en nuestro país en los últimos años respecto a DDHH, la carta dirigida a Michelle Bachelet y Sebastián Piñera plantea varias reivindicaciones.

Desgraciadamente el tema de los DDHH continúa siendo un tema sensible, un estilete clavado en el corazón y la conciencia. Porque francamente no sé si con nuestro estilo chilensis seremos capaces de cerrar heridas. No sé si Michelle Bachelet o Sebastián Piñera tendrán la inteligencia de hacerlo. No sé si los parientes; amigos; los ciudadanos que necesitamos volver a sentir que las instituciones del Estado son la expresión de nuestra alma nacional, encontraremos la paz que restituya la ilusión y la esperanza en ese futuro que es tan fácil de prometer, pero tan difícil de cumplir.

Porque los DDHH en Chile, si bien sufrieron los peores atropellos de la historia durante la dictadura de Pinochet, no son un tema desconocido en nuestra historia. Nuestros gobernantes, y nuestras FFAA, históricamente han sido sueltos de mano con la rotá. Desde 1833, el gatillo en nuestro país ha estado siempre demasiado sebado (exceptuando la Concertación, noblesse oblige).

Sin embargo en países como el nuestro los DDHH no solamente se vulneran cuando nos provocan una guerra civil; cuando los gobernantes provocan dos guerras con los vecinos; cuando se masacra a los huelguistas; cuando se tortura; o cuando se exhuman los cadáveres para echarlos al mar o a los cráteres de los volcanes; cuando se fusila sumariamente y/o se hacen desaparecer los cuerpos de las víctimas, etcétera, etcétera, horriblemente etc., etc. Y en esas condiciones es difícil construir una patria solidaria, con ilusión y esperanza.

De manera que según lo pienso, no es fácil para el próximo presidente de Chile dejar de atropellar los DDHH de un poco más 3.000.000 de chilenos que viven en la extrema pobreza. Difícil no atropellar los DDHH de miles de estudiantes que por no tener dinero se ven aventajados por aquellos que tienen los medios para elegir su educación privada, perjudicándose evidentemente el país. Y otra vez el horrible etc, etc, etc.

Los peores estragos en una nación, los provoca el desencanto. Porque éste suele atravesar transversalmente el alma de su pueblo. Y cuando se aplaude un modelo económico como el actual en Chile, que estimula la cultura de la competencia en vez de la emulación, el riesgo del desencanto entra todos los días al hogar, corroe la familia, las instituciones, se pasea por parques y jardines.

Para quienes vivimos en el exterior y sobre todo para aquellos que estamos saliendo y entrando al país en los últimos años nos resulta notorio cómo los diarios, la televisión y la radio nacionales, dejan traslucir algo más que una nota de desencanto en la falta de ilusión y esperanza que expresan los diferentes entrevistados o notas periodísticas (excepto las declaraciones de quienes tienen la sartén por el mango, obviamente).

Y es que las imágenes que nos comunican las instituciones y los personeros que hacen noticia en Chile provocan el escepticismo ciudadano. Porque la palabra y el hecho, mezclados, adquieren ese salto de calidad que es el fenómeno de la imagen, fenómeno inmanejable para el emisor.

Así las cosas, ¿podrá la señora Bachelet o el señor Piñera transformar por ejemplo la imagen de un ex general del Ejército, quien siendo el más aberrante criminal y ladrón de nuestra historia patria, no solamente está siendo enjuiciado “a la chilena”, sino además sigue ostentando el título de Benemérito de la Patria y todas las regalías de un ex presidente? ¿Los señores candidatos, los poderes del Estado, piensan que un escándalo de esa envergadura pasa inadvertido para quienes deseamos mantener la esperanza en que otro país es posible?

Ante tanta desigualdad social, develada y agitada por los propios candidatos en aras del voto, imagen que está todos los días ahondando la herida de los ciudadanos, ¿creen que estimula la honestidad, la probidad? ¿O la gente termina por “cabrearse” cuando se da cuenta que es el único “gil” que llega a la hora al trabajo, que acepta el irrisorio sueldo mínimo, que aguanta tener que arrendar una pieza en la playa para meterse con todos los chiquillos, mientras los “ubicados tiran p’arriba”?

El desencanto corroe más que la misma pobreza, porque esta última tiende a conservar la esperanza, pero aquél termina por buscar el camino fácil, ese que aparentemente te convierte en triunfador de la noche a la mañana. Léase corrupción o delincuencia.

Quién sabe si las generaciones futuras –a pesar de las instituciones que funcionan, y otros oropeles actuales– analizarán estos primeros 200 años de nuestra República simplemente como una etapa primitiva –de barbarie- que no habría tenido otro sentido que la explotación desmedida de un puñado de grupos económicos sobre las grandes mayorías nacionales.

Porque lo que es claro a estas alturas es que en 2010 el libro de Alejandro Venegas, “Sinceridad, Chile íntimo en 1910”, y la conferencia de Luis Emilio Recabarren, “Ricos y Pobres”, dictada a propósito del primer Centenario, no necesitarían casi correcciones para referirse al Bicentenario.

Y más vergüenza nos dará -yo espero que nos quede- como ciudadanos si en el Bicentenario volviéramos a leer fragmentos del discurso “La Crisis moral de la República” de Enrique Mac-Iver en 1900. Y omito comentar “El manuscrito del diablo”, ensayo escrito a fines del S. XIX por José Victorino Lastarria – del cual sólo advierto que donde diga Europa cámbienlo por Miami -, porque al igual que las grandes mayorías, pese a todo quiero guardar un cachito de ilusión para poder creer que de verdad en estos dos primeros siglos hemos ayudado a construir una nación y no una factoría.

Escuché alguna vez una cueca del folklore que tal vez sustente mi corazón chileno: “La ilusión la esparce el aire/ y una niña jardinera/ Lo hace con su mano suave/ cuidando de que no muera…”


POBRE CHILE ES TU CIELO AZULADO

<h1><hr><u>POBRE CHILE ES TU CIELO AZULADO</h1></u>

 

La pobreza de Chile no es sólo aquella que se manifiesta en una vergonzosa desigualdad. La pobreza del pobrerío, que hoy admiten todos los sectores políticos –incluyendo la derecha más extrema– debido al clima electoral que hace llover promesas, es una pobreza bien identificada con estadísticas irrefutables. Es un escándalo, como dice la Iglesia Católica, que aparte de fomentar la caridad no mueve un dedo para cambiar esa situación. Y hay otra pobreza; la que señalan la indigencia de las ideas y la parálisis de la izquierda.

Manuel Cabieses Donoso*

Tomado de “Piel de Leopardo”

Esa pobreza la denuncian hasta empingorotados empresarios, como un ex presidente de la Sociedad de Fomento Fabril cuya sinceridad le ha costado un tratamiento de réprobo por su clase. Unos y otros rivalizan en una tardía preocupación por desactivar la bomba del descontento social.

Esas opiniones, aunque motivadas en la captura de votos –por lo tanto demagógicas– tienen sin embargo el mérito de haber puesto el tema de la desigualdad en los medios de comunicación, que habitualmente se niegan a considerarlo. El modelo está siendo sometido a la crítica de sus propios sostenedores y beneficiarios. Bajo la influencia mediática, los candidatos sacan de la manga promesas de todo tipo para humanizar lo que es intrínsecamente inhumano y perverso.

Fetichistas del "modelo"

¿Cómo no valorar que el Partido Demócrata Cristiano plantee "corregir" el modelo? Es un gesto que le enajena simpatías en el área conservadora de su electorado. El PDC ha ido mucho más allá de lo que se atreven el Partido Socialista o el PPD, a los cuales gratuitamente se asigna el rol de "ala progresista" de la Concertación.

Amb
os hacen esfuerzos por calmar los impulsos del PDC, para no dañar las posibilidades de atraer votos del centro político. Por eso se piensa incorporar al comando presidencial a lo más granado del neoliberalismo concertacionista, como si ese sector no estuviese ya suficientemente representado.

La crítica al modelo que manifiesta el PDC, aunque en su práctica de gobierno haya hecho algo distinto, no es sorprendente. Tanto el Partido Demócrata Cristiano como el Radical Social Demócrata, son los únicos en la Concertación que mantienen cierto apego a sus principios doctrinarios. Por eso valoran el rol del Estado y las políticas públicas mucho más que el Partido Socialista –que ha abrazado la defensa del liberalismo–, o que el PPD, una mazamorra electoralista sin programa ni ideología. Los ministros y altos funcionarios de esos partidos rivalizan en prestar eficientes servicios al neoliberalismo.

Los arrebatos de "sensibilidad social" de la derecha, por su parte, no pueden tomarse en serio. Ha descubierto la desigualdad como tema electoral capaz de redituar más utilidades que la seguridad ciudadana. Pero sin quererlo, la derecha ha contribuido también a aumentar las críticas al modelo.

En la segunda vuelta, la derecha aumentará sus ofertas para pescar a río revuelto. Se trata de un juego muy peligroso porque sus promesas –sobre todo las de Piñera– pueden encandilar a un vasto sector cuyos problemas necesitan urgente solución y cuya válvula de escape es el consumismo.

Las referencias políticas e ideológicas de la población han sufrido fuerte erosión bajo los últimos gobiernos. A la indefensión de la conciencia popular se suman las incapacidades de una izquierda desarticulada en lo social, y en incipiente proceso de reconstrucción orgánica. Esto explica por qué más del 80 por ciento del electorado, alrededor de siete millones de ciudadanos, vota por partidos de centro y derecha. Y por qué más de dos millones de ciudadanos no están inscritos en los registros electorales.

No sólo de pobres...

Así llegamos a la "otra pobreza", la resultante y a la vez causante de la desigualdad e injusticia social que padece Chile. La "pobreza política" ha impedido levantar una alternativa al modelo, o al menos frenar el ritmo creciente de explotación de seres humanos y recursos naturales. Esa pobreza política, que es también ideológica y cultural, mantiene a las clases dominadas en la sumisión e imitando los "valores" de la clase dominante.

Este tipo de pobreza desde luego no encontrará paliativos electorales. Al contrario, a las dos grandes fuerzas políticas consolidadas les interesa mantener al pueblo sometido a esta virtual interdicción de sus derechos. Sin embargo, de esta pobreza para crear nuevas formas de acción política que organicen y pongan en marcha al descontento, no se puede culpar sólo al modelo y a los partidos que se reparten las cuotas de poder.

Esta pobreza es fruto de nuestras propias incapacidades. Es pueril echarle la culpa al modelo, al binominalismo y a la Constitución antidemocrática. Nosotros somos los responsables de las incapacidades, sectarismos y errores que han impedido levantar una alternativa. De modo invariable, los esfuerzos por superar el estancamiento político desembocan en una fórmula de conmovedora ingenuidad. Consiste en "competir" en el terreno electoral como si ya hubiésemos hecho la tarea de construir una sólida base social y política que permita disputar el poder.

Y así vamos de elección en elección –que desde ahora serán más frecuentes– repitiendo casi los mismos resultados, porque los factores que ayudan a la oligarquía política no cambiarán mientras no exista un movimiento social, político y cultural alternativo que convoque a la mayoría.

Albert Einstein escribió: "Locos son aquellos que haciendo siempre lo mismo pretenden obtener resultados diferentes". Nuestro problema no es de demencia –aunque a veces lo parezca– sino de coraje e imaginación política. Coraje para asumir la realidad e imaginación para quebrar la rutina que impide construir algo nuevo.

Despertar o desaparecer

El movimiento social, político y cultural que producirá el cambio no surgirá desde la superestructura. Tiene que nacer de la lucha y unidad de las organizaciones sociales y políticas. Sólo esa cuna popular y pluralista permitirá dotar al proyecto de formas y contenidos nuevos para ganar la voluntad de la mayoría. Un proyecto que será socialista porque busca construir la igualdad y la justicia social.

Levantar un proyecto socialista para Chile será un proceso largo y difícil. Venimos de sufrir una derrota muy profunda que hasta hoy no se asimila en nuestros análisis. Sin embargo, soplan vientos favorables en América Latina. El mortal peligro del desenfreno capitalista se percibe cada vez con mayor claridad en el mundo. Sin embargo, no se trata de poner de acuerdo a grupos políticos y sociales para suscribir un programa (cuestión por lo demás harto difícil como demuestra la experiencia).

El tema es sembrar propuestas que pongan en movimiento una corriente de opinión en el seno del pueblo que se convierta en el proyecto socialista de este siglo. Una estrategia de largo aliento que debe acometerse con alegría y convicción, sin perder más tiempo en lamentos y mucho menos en echar la culpa de nuestra cojera al empedrado.

* Director de la revista Punto Final (versión internet: www.puntofinal.cl). En la agencia cristiana de noticias Adital (www.adital.org.br).


¿QUÉ LE PIDIÓ A PAPÁ NOEL, M’HIJITO?

<hr><h1><u>¿QUÉ LE PIDIÓ A PAPÁ NOEL, M’HIJITO?</h1></u> por Nelson Villagra (*)
El Mostrador - 20 de Diciembre del 2005

Recuerdo claramente que en los primeros años de mi infancia no conocí al viejo de las barbas con saco a la espalda y vestido de rojo. Tampoco recuerdo el pino insigne ni en los campos de la provincia de Ñuble ni en los hogares. Al menos en casa de mis padres en Chillán dicha moda apareció escasamente un par de veces, tardíamente. Imagino que a instancias de alguna de mis hermanas mayores conocí a este Papá Noël poco antes de 1950.

Se le llamó el Viejo Pascuero. En esos años el viejo encontró resistencia. Muchos no querían renunciar a los Retablos del Nacimiento de Jesús, sintiendo que era eso lo que se debía celebrar: el nacimiento de Jesús. Porque los regalos se dejaban para la noche del 5 de Enero, fecha en que afirman los creyentes, llegaron los Reyes Magos a ofrendarle oro, incienso y mirra al Niño Jesús.

Otros ciudadanos de aquellos años 50 en Chillán -onda “progre”-, pretendieron una adaptación nacional del viejo de rojo, sacando del campo a don Pascual, viejillo éste que solía repartir los juguetes en una carreta. Porque claro, eso del trineo de Noël no resultaba muy cómodo para que don Pascual lo hiciera rodar por los tierrales, por los terraplenes de trumao, carreteras de ripio, y por las calles con adoquines. De manera que don Pascual tuvo carreta con yunta de bueyes pequeños, de los que se utilizaban para arar en los cerros, además calzó sus buenas chalas para caminar silenciosamente en la noche, manta larga para esconder los juguetes más chicos, y... se le otorgó comunicación directa con “don Jecho”. Sí, el viejo Pascual tenía el privilegio de entenderse directamente con Jesús. Como quien dice, don Pascual se presentaba ante Jesús y le comunicaba:

- “Don Jecho, perdone que lo distraiga, pero aquí vengo con la lista de lo que me han pedío”.

- Entonces don Jecho le respondía: “No me la mostrís na. Yo sé que tú soi hombre respetoso de la justicia”.

- “Es que hay algunos que se les pasa la mano, don Jecho. Piden cosas que ni se las merecen”.

- “Pide y se te dará, Pascual, no lo olvidís. Tú regala nomás, que el que no se lo merece se las arregla con mi Taita”.

Y así entonces, el viejo Pascual agarraba su carreta y azuzaba los bueyes: “Ilusión, Esperanza, ele jota”.

Pero el “viejo colorao” parece que hizo muy buen marketing y fue orillando, orillando a don Pascual. Los bueyes se enflaquecieron, la carreta se enmoheció y don Pascual terminó arrinconado cantando como Atahualpa Yupanqui: “Porque no engraso los ejes/ me llaman abandonao”. Levantar la candidatura de don Pascual en los años 50 (junto con otra serie de medidas culturales de resistencia) fue un esfuerzo que duró quizás hasta los años 70. Fue el último intento de los “progre” para detener al viejo de rojo con sus pinos insigne. Pero no hubo caso, Noël nos la ganó de punta a cabo, sin necesidad de segunda vuelta (ballottage, dicen ahora los siúticos).

Fue una lástima, porque el viejo de rojo además de no tener raíces culturales nuestras, no tiene tampoco diálogos con don Jecho. Papá Noël es un viejo con los pies en la tierra, práctico y realista. Su cualidad numinosa se quedó por allá por la antigua Roma. Hoy este viejo pascuero globalizado mantiene diálogos con los industriales, con los comerciantes y finalmente… con los padres:

- What do you want?

- Un triciclo para mi cabro chico.

- How much money do you have?

- Cinco mil pesos.

- Imposible! Next. What do you want?

Me paseo con uno de mis nietos por los pasillos de la tienda de juguetes. Hay tantos que Lander –de tres años- no sabe qué elegir (yo pienso en las humildes chapitas de pilsener y papaya con las cuales jugué innumerables veces cuando niño). Entonces le digo a Lander que si le interesa un juguete debe decírselo a sus padres para que se lo comuniquen a Papá Noël. Mi nieto me mira extrañado. ¿A éste?, me dice señalando un enorme viejo colorado de plástico que se mece suavemente. Lander se acerca al muñeco y lo manosea, irrespetuosamente lo remece de un lado a otro y Papá Noël casi toca el piso con la cabeza. No me importa. De los picaos también será el reino de los cielos, me digo. Es mi pequeña venganza a nombre de don Pascual, quien seguramente reprobaría mi actitud, pero quien sabe, como es chileno me imagino que en el discurso doble me diría: “¡Dígale a Lander que le pegue en las canillas!”

Sin embargo, como los bueyes de don Pascual se llamaban Ilusión y Esperanza, no pierdo ambos sentimientos, y conservo la ilusión y la esperanza que en algún pueblo de provincia de la zona central, aunque no sea nada más que para conservar la poesía, antes de Navidad todavía don Pascual dialogue con don Jecho tomándole su parecer.

Mientras termino estas letras miro la abundante nieve en la calle desde mi ventana en Montreal. Aquí a nadie se le ocurriría simular nieve sobre el árbol de Navidad. Los chiquillos québécois y canadienses desean comprarse el último juego de nintendo, y los padres lo único que desean es regalarse un tour al Caribe que ojalá se extienda hasta mayo.
(*) Nelson Villagra es actor, el inolvidable protagonista de la película chilena “El Chacal de Nahueltoro” – Vive en Canadá.


CHILE, EVO, EL ARMAMENTISMO...

<hr><h1><u>CHILE, EVO, EL ARMAMENTISMO...</H1></U>

Tengo un compañero y amigo chileno que vive en Holanda al que no veo hace muchos años, desde que compartimos un barracón en el campo de prisioneros de Isla Dawson, en el estrecho de Magallanes, entre 1973 y 1974. Patricio se llama mi amigo y consume parte de su tiempo en una lista de discusión que se llama “diáspora-chilena”, firmando como charly7 (charly era el nombre que los milicos pusieron a nuestra barraca, donde yo era charly47). Por estos días el tema de debate ha sido la victoria electoral de Evo Morales visto con ojos de chilenos. En los mensajes que se publican a continuación, con humor y profundidad, se traslucen visiones opuestas de la diáspora chilena sobre Bolivia, Evo Morales, el armamentismo y otros temas. Gracias “Pato”, felices fiestas y... sin duda nos veremos en un Chile latinoamericano y socialista – Augusto Alvarado

En diaspora-chilenaNoSPAM@yahoogroups.com, luis undurraga currutaco2005@y... escribió:


No cabe duda que  el  dinero   de  Hugo  Chavez   y  de  su  petróleo  ha  permitido  comprar  miles  y  miles  de  votos   y  la  conciencia  de  estos  pobres  indígenas  tan  atrasados  .  Me  extraña  que  no  haya  obtenido  el  60%  o 70%  con  todo  el  dinero  que  Chávez  le  pasó. debe  haberse guardado muchos  petrodólares  el  Evo  en  el  bolsillo  también  .
 
Para  Chile  más  preocupante  aún  tener  ahora  de  Presidente  del  país  vecino  a  este  cocalero. Un  desastre  ahora  viene  Perú  y  no  veo  que  el  resultado  de  sus  elecciones  vaya  a  ser  muy  diferente  a  lo  de  Bolivia  .   También  llegará   mucho   dinero  de   Hugo  Chavez  para  cohechar  como  país  en  guerra  .

Con  gobernantes  tan  demagogos  e  irresponsables  Chile  está  más  obligado  que  nunca  a  armarse  hasta  los  dientes .  Que  bueno  que  las  autoridades  de  Defensa   lo  han  advertido  y  el  sentido  común   les  ha  indicado  el  camino   correcto  de  renovación  de  todo  el  armamento   bélico   para  las  fuerzas  de  aire  -  mar  y  tierra .
 

Escribe charly7

Me parece muy lógica tu manera de pensar cuturraco! Hay que fortalecer a la marina chilena con submarinos para invadir Bolivia! No se puede permitir que triunfen por las elecciones los dictadores y que sean además indios! ¿De que tamaño tienes los melones...? Te deseo un Feliz Año lleno de dictadores, barbudos, sanguinarios y caribeños!

Oye cuturraco,

Sabes cuánto se echó al bolsillo izquierdo tu tata (Pinochet) con la compra de las cucarachas de Holanda, me refiero a los tanques.

Cuánto se están echando al bolsillo izquierdo, los ladrones de siempre.?

Para qué? Para volverlo contra su propio pueblo: el pueblo chileno!

No queremos armas para los traidores de las ffaa!

Hay que negociar con Bolivia y darle salida al mar, incluso enseñarles a navegar por el Lauca hacia Occidente. Pero algo del mar deben saber, pues llegaron a la Polinesia, con sus barcas de totora, hechas en Puno! La guerra y el armamentismo es estupidez pura, azuzada por los chacales que viven de la carroña!

charlye7 (haciendo el amor y no la guerra)

monica monidu_2003@y... escribió:


Hola Luis, me extraña que hables de los petrodólares de Chávez y no de los que Bush con su CIA y sus acólitos sinvergüenzas han enviado a Bolivia, Venezuela y a todos lo países que pretendan librarse del yugo....y si a esto agregas el espionaje ya  reconocido por el  arbusto, es como digno de comentarse, no crees?

En cuanto al armamentismo, lamentable que pienses que las guerras son las soluciones.

Saludos, Mónica
 

En diaspora-chilenaNoSPAM@yahoogroups.com, luis undurraga currutaco2005@y... escribió:

Mira  Mónica  -  me  expresé  mal  -  nunca  he  visto  la  guerra  como  solución  -  me  faltó  aclarar  que  por  suerte  las  autoridades  de  Defensa   de  Chile  atinaron  y  con  muy  buen  sentido  común  y  criterio aprobaron  todas  las  propuestas   de  las  ramas  de  la  Defensa  Nacional  en  orden  a  renovar  y  adquirir  más  armamento,  submarinos, fragatas  aviones  F  16  ETC..  ETC.., COMO  SE  HA  INFORMADO  a  la  opinión  pública  en  las  últimas  semanas. Es  un  elemento  disuasivo  -  que  advierte  a  nuestros  "potenciales  enemigos y vecinos "  lo  bien  equipado  que  está  Chile “justamente  para  EVITAR  un  conflicto  armado”. DISUADIR MUJER DISUADIR.

Es  que  en  los  gobiernos  de  Don  Patricio (Aylwin)  y  de  Don  Eduardo (Frei) no  pasó  nada y  se  insistía  en  la  idea de Desmilitarizarnos  porque  no  se  justificaba. Don Ricardo (Lagos) con visión  de  gran  estadista que  no  tuvieron sus  antecesores vislumbró  un  horizonte para  30  años  más  en  que  quizás  ya  no  estemos  ni  nosotros  pero  si  los  que  nos  sigan  . 

Un  abrazo,

Luis  Alberto   

Otra vez charly7 (y última)
 

A todos los listeros(as) les deseo una muy Feliz Navidad y un Nuevo Año lleno de Felicidad y Ventura Personal!

Pero estoy anonadado! Veo con pavor que en Bolivia han elegido a un dictador, barbudo, sanguinario y caribeño! Y es posible que quiera nacionalizar el gas y hasta plantar coca! Qué terrible señor! Yo estoy con el alto oficial de bush, que asegura que Bolivia debe desaparecer del mapa, pero democráticamente, es cierto!

Bueno!

Este año no me dió el tiempo para mandar tarjetas, recién puse algunas pocas ayer...Los correos están atochados, pues cambió el sistema social y ahora son los riñones de los Impuestos Internos, a controlar la papa! Y justamente ahora han mandado, lo que vamos a tener que pagar el próximo año. Naturalmente, todos los medio pelo vamos pa’atrás, pero los cuicos y pirulones ganarán más!

Pero en fin! Estamos felices comiendo perdices! Los ingleses piratas devuélvannos al tata (Pinochet), van a devolvernos 10 mil millones de euros. Nosotros, los holandesos, vamos a pagar mil millones menos por año, a partir del 2007! Mientras sea para financiar a los países pobres dentro de la comunidad económica europeda, no hay problemas, pues yo soy más paleteado que Don Chuma, el compadre de Condorito: "no se preocupe de gastos compadre", pero yo no estoy para andar financiando a los ingleses piratas, devuélvannos al tata.

Ayer andaba con tres de mis nietos poniendo las postales y me encontré con el Cucarrucha, un ex-colega holandés del Servicio de Inspección de Alimento (Food Inpection Service. N. del T.) Y es una situación muy curiosa, pues el es químico como yo, y nació un 22 de Octubre del Año de Gracia de 1940. Y por si fuera poco, toca el clarinete, como yo lo tocara alguna vez... Ahora me voy de lengua..no más, y hablo de más alguna veces, pero enfin, el que nace chicharra muere cantando!

En aquellos pícaros años antes de 1980, me ganaba los porotos como investigador! Me contrataron, para desarrollar un método para diferenciar el fósforo de origen animal y el fósforo de origen vegetal, pues hay productos que deben llevar yema de huevo (Na’que ver con la Yemita Bueno. N. del T.), pero los pícaros comerciantes, lo adulteraban con Lecitina de Soya.

Grande problema!

Yo me tiré por la fosfatidilcolina, contenida en el colesterol! Tenía que hacer un extracto de la fosfatidilcolina, (na’que ver con la chiccolina ni la cochinelli. N. del T.) separarla por cromatografía en capa fina, rociarla con fluroesceína y observarla bajo luz ultravioleta. Marcarla, rasparla y esterificarla con metilato de sodio, cachai..?, luego extraer los ésteres con hexano e inyectarlos en el cromatógrafo de gases. Ocurre que la relación entre los ácidos grasos de origen vegetal es diferente a la relación de los ácidos grasos de origen animal!

Y así conseguimos descubrir, cuando en lugar de huevo, nos estaban viendo las partes homónimas, haciéndonos huevuchos y adulterando los alimentos con Lecitina de Soya. El método holandés antiguo y aceptado, era el método gravimétrico del fosfomolibdato.

A este nivel deben haber alcanzado, todos mis augustos lectores, el estado del sueño profundo, marcado por las ondas Theta, que alcanzaban mis augustos alumnos de diversas universidades! Tetas sobre la mesa, tetas por todos lados!

Bueno después de muchos, muchos años, me encontré ayer con el Cucarrucha! Le pregunté por sus hijos y me dijo que el Jan Derrik vive en Utrecht! Yo le pregunté si todavía trabajaba en el Banco! El me quedó mirando y me respondió: "No! Yo trabajaba en el Keuringsdienst van Waren" (Servicio de Inspección de Alimentos. N. del T.), pues no concebía que yo me acordara de que el Jan Derrik había entrado a trabajar al banco.

Enfin! Para hacer mi cuento corto, yo le puse Cocarrucha, porque una vez me contó que estaban ensayando con la banda donde aún toca, una nueva melodía y que yo la debía conocer... Pero, para mí... cocorrucha, me era absolutamente desconocida. Entonces me la cantó: "La cocarrucha, la cocarrucha, ya no puede caminar, porque no tiene, porque le faltan..
las dos patitas de atrás"!

I wish all of you Merry Christmas and Happy Newyear!

charlye7

P.D.: Cuidado con el dictador boliviano! Y es indio más encima!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres


CHILE: SEGUNDA VUELTA

<H1><HR><U>CHILE: SEGUNDA VUELTA</h1></u>

DECLARACIÓN PÚBLICA

DE FUERZA SOCIAL Y DEMOCRÁTICA

Respecto al resultado electoral del pasado 11 de diciembre, que exige segunda vuelta presidencial, Fuerza Social y Democrática (FSD) llama a los chilenos a no dejarse engañar por la derecha y a apoyar a Michelle Bachelet.

 

1.- Llamamos a todos los chilenos a no votar por Piñera en la segunda vuelta, pues su candidatura representa tanto los intereses de los grandes grupos económicos como los de la derecha más comprometida con la dictadura y las violaciones a los Derechos Humanos, la UDI y el Pinochetismo. Son ellos los responsables del aplastamiento ayer y de las limitaciones hoy de la democracia y de las libertades ciudadanas, de la privatización y despojo del patrimonio nacional y de las empresas publicas, de la supresión de los derechos laborales, sociales y económicos de los trabajadores, y de una larga historia de atropellos y violaciones a los derechos humanos. 2.- Es una decisión de voto pleno de convicción, conscientes del retroceso democrático que significaría un gobierno de derecha para lo que nos queda de patrimonio nacional, para los intereses de los trabajadores y del pueblo, para los asuntos de política internacional, económica, social y cultural de Chile.

3.‑ Consideramos necesario apuntar que nuestra decisión de voto es un apoyo resuelto pero critico. Consideramos, como muchos chilenos, que la Concertación no ha cumplido sus compromisos con el pueblo chileno. Ha conciliado con las transnacionales, el empresariado y el gran capital en perjuicio de los intereses nacionales, democráticos y populares. Ha postergado a los trabajadores privilegiando al empresariado. Ha convivido y sustentado un modelo neoliberal que no resuelve los problemas de la mayoría nacional. Son muchos los sectores postergados por la política de la Concertación. El propio Presidente Lagos incumplió compromisos que en su momento suscribió con el mundo social.

4.‑ Hacemos un llamado a Michelle Bachelet a resolver los problemas y demandas justas que impone el interés nacional y democrático. Chile necesita terminar con el Sistema Binominal para permitir la representación de todas las visiones de país. Chile necesita una nueva legislación laboral que equilibre la relación capital trabajo y permita a los trabajadores organizarse y luchar por sus derechos. Chile necesita una reforma del sistema previsional que garantice una jubilación digna a quienes han entregado toda su vida al trabajo. El país necesita que las enormes ganancias del Cobre queden en Chile y se inviertan asegurando el derecho a educación, salud, vivienda y previsión. Es impostergable aplicar un royalty al cobre. El país necesita una nueva legislación ambiental y fortalecer los aparatos de control estatal para garantizar un desarrollo sustentable. Chile requiere, de una vez por toda, justicia y verdad y que los criminales y violadores de los Derechos Humanos sean castigados ejemplarmente.

5.‑ Más allá del 15 de Enero, continúa pendiente la construcción de un proyecto alternativo al neoliberalismo. Un proyecto al servicio del país y de la mayoría de los chilenos. 

Valoramos la expresión antineoliberal que expresó Juntos Podemos Más el 11 de Diciembre, sin embargo, los resultados indican un ciclo acotado.

Hacemos un llamado a todos los chilenos, organizaciones sociales y fuerzas políticas a concordar y avanzar en la conformación de un amplio movimiento político y social de carácter antineoliberal, democrático y de justicia social.

Un movimiento respetuoso de la diversidad y pluralidad, sólidamente democrático y participativo, que incorpore ampliamente a todos aquellos que comparten la necesidad de un modelo de desarrollo mucho mas justo y humano. Un movimiento que a través de la unidad de acción y movilización del pueblo permita hacer avanzar al país en esa dirección.

FUERZA SOCIAL Y DEMOCRÁTICA

Santiago, 16 de Diciembre de 2005

 

 

 


CHILENOS EN LA GUERRA DEL CHACO

<hr><h1><u>CHILENOS EN LA GUERRA DEL CHACO</h1></u>

El infrascrito, director del Centro de Estudios Chilenos CEDECH, te invita a presentación de libro del Dr. Leonardo Jeffs Castro este martes 20 a las 19.00 horas en el Auditorio del Museo B. Vicuña Mackenna ubicado en la Av. Vicuña Mackenna 94 (Metroestación Baquedano). El texto en referencia versa sobre las relaciones de Chile y Bolivia entre 1928 y 1935 con especial referencia a la participación de personeros de nuestras FFAA en la Guerra del Chaco.

Anticipadamente se agradece concurrencia a esta fiesta de la palabra impresa que supone búsqueda de la armonía al interior del  Cono Sur.

Prof. Pedro Godoy

Primavera de 2005

"Al Chaco se le llamó el "infierno verde" porque, pese a que su terreno era salpicado de pantanos y de espesa vegetación de matorrales y árboles como espinos, lo más difícil de obtener era el agua, ya que no lo cruzaban ríos, y había que cavar pozos para encontrar fuentes subterráneas. Un calor insoportable y un ambiente malsano, caldo de cultivo de enfermedades, ayuda a entender las atroces condiciones en que se debió pelear, en especial los bolivianos que, sacados de sus ciudades y pueblos andinos, debían desenvolverse en un medio totalmente extraño".


LA CHILLONA SINFONÍA ELECTORAL

<hr><h1><u>LA CHILLONA SINFONÍA ELECTORAL</h1></u>

Portada de "Loco afán"

uno de los libros de Pedro Lemebel 

 Por Pedro Lemebel

Enviado por Isabel Lipthay que dice: "Es el escritor chileno más leído y popular de las últimas décadas”.

Total en estos tiempos del consumo caníbal la política farándula es la diva del show. La estrella de dientes plásticos que le sonríe a la cámara ocultando su pasado militante, su pasado marihuanero, su siniestro pasado pinochetista, su libertino pasado hippie.

Si se trata de candidatos al tablado político, los hay por miles, desde el cantante o actor que nunca deslumbró por sus actitudes artísticas y hoy quiere usar su fama ratona para llegar al Parlamento, hasta el hijo, nieto o sobrino de la casta partidista que usa el apellido para colgarse del carro democrático. Total, en estos tiempos del consumo caníbal la política farándula es la diva del show. La estrella de dientes plásticos que le sonríe a la cámara ocultando su pasado militante, su pasado marihuanero, su siniestro pasado pinochetista, su libertino pasado hippie. En fin, el ayer no cuenta a la hora de los cómputos, y si por ahí aparece una foto de juventud tras alguna barricada, si por ahí el candidato sale retratado chascón y volado en alguna partusa del sesenta, todos contestan lo mismo, todos se justifican diciendo que alguna vez fueron jóvenes idealistas.

Casi todos los candidatos dicen que alguna vez en la universidad se pegaron su piteada, solo para probar la marihuana, pero que nunca se volaron los tontos. Y uno les va a creer. Todos dicen que militaron en alguna juventud política de izquierda, que usaban boina, amaban al Che y eran miristas, pero que nunca pusieron bombas. ¿Y quién los va a desmentir si el MIR casi no existe? Y lo peor, a quién le interesa develar esta memoria si los propios ex miristas que van en el mismo carro al Parlamento ya no se acuerdan quien era su compañero de célula. Más bien no quieren acordarse y prefieren sumar el recuerdo al tranvía amnésico de la renovación.

Por eso, en estas fechas candidateadas de pololeos ideológicos y campañas de adhesión, la ciudad despierta cada mañana empapelada de nombres pomposos que prometen barrer la droga de Santiago. Y los volados se preguntan: ¿y a dónde la barrerán para ir a buscarla? Todos los días las murallas cambian de apellido con el brochazo nocturno que impone una nueva promesa. Así, nombre tras nombre, se pega en la retina el candidato empresario que tiene más recursos para reiterar su firma en la pizarra descascarada de la urbe.

Entonces la carrera política de los nombres transforma la ciudad en un silabario electoral que panfletea la nobleza de algunos apellidos impresos en las murallas poblacionales. Como si los nombres cuicos le subieran el pelaje al callamperío autografiado por estos ricachos populistas. Como si al revés los apellidos proletas tuvieran que pedir permiso en la maratón política para escribirse tímidamente, a la rápida, casi clandestinos en el sitio eriazo, con escasos medios para hacerse presentes en la propaganda electoral. No hay otra forma de equilibrar la publicidad fastuosa de la derecha, que noche a noche contrata brigadistas que repasan las consignas morales y los nombres pirulos. Que noche a noche imponen violentamente sus apellidos sobre la acuarela borrosa del candidato piojo, el candidato de izquierda que sale con su familia y amigos a repasar la caligrafía de su aporreado nombre. El candidato sin recursos, que se metió en esta cueca sin saber por qué, más bien sabiendo que va a perder, que va a quedar en la ruina y embargado hasta el cogote. Pero qué importa si su error no fue el arrepentimiento, porque él no se declaró renovado ni justificó su pasado izquierdista diciendo que fueron errores de juventud. Y ese fue su error, diferenciarse sin culpa de la hipocresía parlamentaria.

Decir que sí creyó, y que sigue creyendo en los arranques de la pasión, que no sólo son problemas de juventud, porque las causas progresistas son besos que dio el corazón, seguramente irrepetibles, únicos en su porfía amorosa por la justicia. Son besos rojos tirados al aire inolvidable de otro tiempo. Por cierto difíciles de recuperar, pero aun tibios en la boca arrugada de la utopía.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres