Blogia
MIRANDO AL SUR - augusto alvarado


LLAVES PARA UNA MAGA

<hr><h2><u>LLAVES PARA UNA MAGA</h2></u> Por Aristóteles España

La escritora Astrid Fugellie (Punta Arenas, 1949) publicó recientemente el libro “Llaves para una maga” (Editorial La Trastienda, Colección Pez Volante, Santiago, 2004). Un texto poético sobrecogedor, lleno de imágenes sensuales que buscan un paraíso perdido en algún lugar de la tierra. Puede ser su lar magallánico o el país de nunca jamás; pero a medida que el lector ingresa a sus túneles donde el habla se transforma en respiración entrecortada, tiene la clara convicción de que la maga es un ser que no deja espacio para la reflexión sino para el vuelo. La Maga es un personaje que deambula en el lenguaje de la autora como buscando algo, un sueño, una imagen donde el viento del austro juega por las calles de Punta Arenas como si fuera un volantín que escapa de las manos de un niño en esas primaveras llenas de viento o un gato que corre por la avenida Bulnes, la principal arteria de esos confines en el sur del planeta.

El Premio Nacional de literatura, Volodia Teitelboim dice: “Astrid es una mujer de pactos secretos, una abarcadora de muchos anchos y misteriosos mundos…”

El recientemente fallecido poeta Jaime Gómez Rogers, escribió lo siguiente: “Este proyecto poético se organiza bajo la proposición de una especie de contrapunto entre “la maga” y las diversas llaves que abren ámbitos poéticos”.

”Llave de entrada”; “Llave maestra”; “Llave de dos vueltas”; “Llave rota”; “Llave de sol”, son los títulos de capítulos que nos ayudan a ingresar, raudos, a ciudades metafísicas, paisajes llenos de melancolía, donde la escritora conversa con su historia personal y con el mundo que la circunda.

Poemas urbanos, donde las palabras hilvanadas como un cántico a la soledad terminan protegiéndose de esa misma soledad de la cual habla en sus versos con distintas voces, como un coro griego lleno de pájaros, pingüinos, ruidos de automóviles. Como telón de fondo, la historia de Chile, de sus lecturas recientes, los sueños de futuro que nos trae esta maga llena de poesía.

“Llaves para una maga” es un texto que sitúa a la escritora como una de las principales exponentes de la poesía escrita por mujeres en Chile. Junto a Olga Acevedo, Stella Díaz Varín, Heddy Navarro, Yolanda Lagos, Cecilia Casanova, Eugenia Echeverría, nos proponen una mirada de la realidad desde ángulos escriturales que dan cuenta del oficio y de una visión de la historia y la política desde un país subdesarrollado como el nuestro. En la construcción de sus espacios se advierte el claro conocimiento de la poesía universal, sus acentos son cosmopolitas, sin dejar de lado la aldea como decía Tolstoi.

Astrid Fugellie es Educadora de Párvulos egresada de la Universidad de Chile. Ha publicado “Poemas” (1966); “Siete Poemas” (1969); “Una casa en la lluvia” (1975); “Quien es quien en las letras chilenas” (1982); “Las jornadas del silencio" (1984); “Travesías” (1986); “Chile enlutado” (1987); “A manos del año” (1987); “Dioses del sueño” (1991); “Los círculos” (1996); En 1989 obtuvo el Premio de la Academia Chilena de la Lengua."
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres