Blogia
MIRANDO AL SUR - augusto alvarado


25 AÑOS DE MALVINAS

<hr><h2><u>25 AÑOS DE MALVINAS</h2></u>

ACTO DE UNIDAD PATRIÓTICO Y POPULAR
EN HOMENAJE A LA RECONQUISTA
DE LAS ISLAS MALVINAS



El sábado 2 de abril se realizará en el Cenotafio a los Muertos de la Guerra Nacional de Malvinas, un acto de homenaje y recordación a las gesta y sus caídos, convocado por representantes de distintas organizaciones nacionales políticas, sociales, y de Veteranos de Guerra, habiendo sido designado orador el Almirante Carlos Büsser.

Los convocantes dieron a conocer el siguiente documento:

"El 2 de abril de 1982, la Argentina recuperó para su soberanía los territorios y mares que desde 1833 Gran Bretaña usurpaba. En las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sándwich del Sur, otras y mares australes cesó así la ocupación colonialista británica. Hasta ese 2 de abril Gran Bretaña había ignorado nuestros derechos soberanos y
las resoluciones internacionales que la obligaban a resolver su dominio colonialista sobre estas tierras y mares argentinos.

Inmediatamente de producida la reconquista argentina, el colonialismo británico -asistido por EE.UU. y con la complacencia de las otras potencias mundiales (por caso el bloqueo económico de la CEE)-, puso en marcha su maquinaria bélica, imponiéndole a la Nación Argentina una guerra de agresión y de conquista.

Aquella coalición que impuso su guerra de agresión a nuestro país, es la misma que hoy invadió a Irak y amenaza a otras naciones.

"Malvinas -escribió el historiador inglés Paul Johnson- fue parte de algo que se hizo en Granada, Panamá y en el raíd a Libia. Eso permitió que se llegase al Golfo como se llegó. Y eso comenzó en Malvinas". Del 2 de abril al 14 de junio, soldados, suboficiales, oficiales y civiles argentinos enfrentaron valientemente la agresión británica. En muy difíciles condiciones, -por enfrentar un país empobrecido y saqueado como la Argentina a la tercera potencia militar del mundo asistida por una de las dos superpotencias de entonces (EE.UU.)-, nuestros hombres en tierra, aire y mar libraron duras y heroicas batallas en las que ofrendaron la vida 649 héroes. Producida la recuperación, el pueblo argentino se movilizó multitudinariamente en apoyo a la Guerra Nacional de Malvinas y ganó la solidaridad de los pueblos de Latinoamérica y el Tercer Mundo, porque comprendió que era una guerra justa, como son justas las guerras de cualquier país oprimido como el nuestro contra un país opresor, independientemente de quien la inicie y del carácter del gobierno del país oprimido. Los argentinos nos vimos en una situación semejante a la de 1806 y 1807 con las invasiones inglesas. Independientemente del carácter tiránico del gobierno del virreinato colonial español, el pueblo tuvo claro en ese momento cuál era su enemigo principal, y enfrentó a Inglaterra. Lo mismo ocurrió en 1982.

El 14 de junio las fuerzas argentinas fueron derrotadas militarmente en una batalla, pero la Nación Argentina no se rindió ni aceptó el cese del fuego como eran las pretensiones británicas. Al retornar al continente, los combatientes argentinos fueron dispersados, silenciados y humillados: era el inicio del proceso de desmalvinización cuyo cometido principal era borrar de la memoria del pueblo la osadía argentina de atreverse a recuperar lo que le pertenecía. Sobre todos nuestros combatientes se abatió una campaña de desprestigio y la Argentina fue víctima del "castigo infinito" por haber enfrentado a los poderosos del mundo.

El "Proceso", en su último turno, inició el camino de la desmalvinización. El gobierno del Dr.Alfonsín profundizó esa política, y fue con el Dr.Menem que ese proceso se completó con los "Acuerdos de Madrid" y el "Tratado de Londres" que fueron, en los hechos, la rendición incondicional ante la potencia ocupante. Otros acuerdos posteriores con Gran Bretaña consolidarían la rendición y la entrega nacional. Hasta la fecha esa situación no ha variado. Gran Bretaña ostenta con soberbia su dominio colonial en tierras y mares argentinos. La causa de Malvinas, el reconocimiento a todos sus combatientes y muy especialmente a quienes dieron su vida, es parte del largo camino del pueblo y la Nación Argentina por su verdadera independencia de todo dominio extranjero. Por todo esto, los abajo firmantes, convocamos al pueblo argentino a movilizarse este 2 de abril a lo largo y ancho de la patria por la reafirmación de los derechos de soberanía sobre tierras y mares australes, en homenaje a nuestros veteranos de la Guerra Nacional de Malvinas, y manifestamos:

1. Los plenos derechos soberanos de la República Argentina sobre los archipielagos de Islas Malvinas, Georgias del Sur (San Pedro), Sandwich del Sur y otras, por sus indeclinables e indelegables títulos históricos-jurídicos-geográficos.

2. La plena conciencia que esta Causa y las acciones de todo tipo en pos de su sostenimiento y defensa, revisten un carácter Nacional, Latinoamericano, y Antiimperialista.

3. Establecer claramente que el recordatorio del 2 de Abril es el aniversario de la recuperación del ejercicio pleno de la soberanía en una porción del territorio nacional, de la cual el Pueblo fue el actor principal e imprescindible, con los hijos, hermanos, padres, esposos que brindó, y sin cuya participación y aceptación no hubiera sido posible realizarla.

4. Fijar con énfasis la necesidad que los cinco siglos que abarca el espectro de antecedentes de la Causa y su tratamiento actual y futuro, sean ampliamente difundidos al Pueblo, por cuanto como consecuencia del perverso proceso de "desmalvinización", iniciado en el propio Proceso y continuado por los gobiernos gerenciales posteriores, el Pueblo carece de veraces canales oficiales de concientización.

5. Denunciar públicamente los acuerdos de Madrid y Londres de 1989 y 1990, que por sus características han adquirido el rango de Tratados, y que son lesivos a la Soberanía Argentina.

6. Aplicar el mismo criterio para con la Ley 24.184 del 4 de Noviembre 1992, de Aprobación del Convenio para la Promoción y Protección de Inversiones con Gran Bretaña.

7. Reclamar con toda firmeza el tratamiento de Malvinas en el nivel de la Asamblea General de las Naciones Unidas, del que fue abandonado en 1989. Que la OEA reclame ante las Naciones Unidas el cumplimiento por parte de Gran Bretaña de las resoluciones que respaldan nuestros derechos de soberanía sobre tierras y mares australes.

8. Plantear al Pueblo la realidad que significa la presencia de un virtual estado limítrofe a nuestras aguas continentales, cuya capital, Londres, se halla a través del mar en otro continente, a miles de kilómetro de distancia.

9. Los peligros políticos, estratégicos, que significa tal situación.

10. El perjuicio económico actual y futuro que ella ha significado y significa, en tanto se mantenga el estado de quebrantamiento territorial de nuestro País por la ocupación extranjera de esos archipiélagos y espacios adyacentes.

11. Reiterar la falta de hipótesis de conflicto, concepción geopolítica y estratégica de defensa del interés nacional evidenciada por las diversas conducciones políticas.

12. Recordar a la opinión pública que los actuales habitantes de las Islas no constituyen una población autóctona, sino que fue introducida por el colonialismo británico como instrumento de su dominio, y por lo tanto, como señalan las resoluciones internacionales, no pueden invocar derechos de autonomía o autodeterminación. Son meros custodios de las usurpaciones perpetradas que Gran Bretaña utiliza como ariete en los foros internacionales, con un pretendido respeto de "sus deseos".

13. Puntualizar que no obstante ello, nuestro País ha manifestado internacionalmente su disposición a respetar "sus intereses".

14. Rendir por la presente, un Homenaje a los 649 Héroes de la Patria caídos en combate en 1982, y de aquellos que han sufrido secuelas físicas y psíquicas, sin distinción de funciones, en un solo símbolo, pues está nutrido por sangre del Pueblo: Conscriptos, Suboficiales, Oficiales, Fuerzas de Fronteras y Civiles voluntarios.

15. Dar a quienes regresaron al Continente, la pública y merecida recepción que nunca tuvieron, ya que les fue negada en la soberbia que no supo discernir cuan cerca están entre sí la derrota y el triunfo.

16. Sea este Documento el fraternal abrazo a los Veteranos de la Guerra Nacional de Malvinas".
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres