Blogia
MIRANDO AL SUR - augusto alvarado


CHILENOS EN RUSIA

<HR><h1><u>CHILENOS EN RUSIA</h1></u>

Denuncian ola de ataques a latinoamericanos
Los latinoamericanos residentes en Rusia crearán una organización para defenderse de los crecientes ataques racistas, que cobraron esta semana la vida de un estudiante peruano.



EFE – 12 de Octubre del 2005



Los latinoamericanos residentes en Rusia crearán una organización para defenderse de los crecientes ataques racistas, que cobraron esta semana la vida de un estudiante peruano.

"La situación es muy grave. Lo ideal sería abandonar el país, pero no todos pueden hacerlo", declaró hoy Leo Plaza, de 47 años, presidente de la Asociación de Chilenos de Rusia.

Representantes de siete países -Chile, Bolivia, Colombia, Cuba, Ecuador, Guatemala y Perú- se reunieron hoy en la Universidad de Amistad de los Pueblos Patricio Lumumba de Moscú y acordaron crear una comisión provisional para "buscar asesoría" de Naciones Unidas y organizaciones de derechos humanos.

Según Plaza, "buscamos el reconocimiento del cuerpo diplomático y saber cómo defender nuestros derechos como ciudadanos extranjeros", ya que "la impunidad es tremenda, muchos no denuncian los abusos, porque no tienen ni dónde ni a quién reclamar. Estamos desamparados, así que sólo nos queda organizarnos".

Los latinoamericanos acusaron a las autoridades y la prensa rusa por pasar por alto estos ataques xenófobos, creyendo que se trata de una moda "pasajera".

Plaza estima que la ola xenófoba en Rusia comenzó con la desintegración de la Unión Soviética. "Los ataques racistas son un problema social, un síntoma de algo que se cuece en el seno de la sociedad rusa", subrayó el dirigente chileno, de 47 años, que llegó a Rusia en 1975.

En tanto, los estudiantes latinoamericanos convocaron para el viernes un mitin en el campus de esta universidad moscovita, la primera de sus acciones de protesta para llamar la atención de las autoridades.

En el último de los ataques racistas, un estudiante peruano fue asesinado en la noche del domingo por un grupo de jóvenes armados con barras metálicas y navajas en la ciudad de Vorónezh, situada a 500 kilómetros de Moscú. Se trataba de Enrique Angelis Hurtado, de 18 años y estudiante de primer año de Arquitectura.

Además, resultaron heridos su compatriota Alejandro Lavaro Ayala, también de 18 años y estudiante de Medicina, y el español Mario Potiño Rodríguez, filólogo de 30 años, recién llegado a la facultad de Letras de la Universidad estatal local.

Según los universitarios, en los últimos siete años han sido asesinados en Vorónezh 70 estudiantes extranjeros, mientras la Policía reduce esa cifra a sólo dos. Es más, el gobernador de Vorónezh, Vladímir Kulakov, negó que hubiera grupos neonazis en su región.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres