Blogia
MIRANDO AL SUR - augusto alvarado


RAMÓN MAYORGA (Q.E.P.D.)

<h2><hr><u>RAMÓN MAYORGA (Q.E.P.D.)</h2></u>
Había relatado su caso a la comisión Valech. Penoso caso de víctima de torturas que murió cuando se daba a conocer informe. Ramón Mayorga vivía desde 1975 en Ushuaia y quería regresar a Chile para vivir con la pensión que le daría el Estado.


La Prensa Austral – Punta Arenas – 5 de diciembre de 2004

Justo hace una semana, a la misma hora que el Presidente Ricardo Lagos leía el discurso con el que entregaba al país el informe de la Comisión de Prisión Política y Tortura y anunciaba las medidas de reparación, una de las víctimas que pasó por los centros de detención en Magallanes fallecía en Ushuaia (Argentina) sin alcanzar a concretar su deseo de regresar a Punta Arenas.

La historia de Ramón Antonio Mayorga Lara sobrecoge pues, tras casi 30 años de vivir en Argentina hasta donde escapó de la represión y de sus propios recuerdos, sufrió un accidente laboral que en pocos días terminó con su vida y frustró sus planes de regresar el próximo 27 de diciembre.

En la nómina de víctimas de la tortura calificadas por la Comisión Valech, Ramón Mayorga ocupa el número 14.516. Entregó su testimonio a través del consulado chileno en Ushuaia.

Según quienes lo conocieron, por años, mientras duró su detención y luego vivió en Argentina, se negaba a hablar de su experiencia en los centros de detención y menos a optar a alguno de los beneficios que el Estado ya había generado para quienes fueron perseguidos en el gobierno militar.

Así, recién se adscribió a los beneficios de la ley de exonerados políticos en el último llamado efectuado este año, y esto fue así únicamente porque sus amigos lo convencieron. Lo mismo ocurrió con su testimonio a la Comisión Valech, la que él esperaba le abriría la posibilidad de contar con una pensión para volver a Chile.

Magallánico por adopción

Ramón Mayorga nació en Puerto Aisén hace casi 60 años pero cuando cumplió 16 vino solo a Punta Arenas para trabajar. Aquí pasó a formar parte de una numerosa familia que lo acogió y que con el tiempo lo consideró uno más de entre los suyos.

En 1973 trabajaba en la cooperativa Copeaustral, y debido a su militancia en el Partido Comunista fue detenido el 15 de octubre por efectivos de la Fuerza Aérea en pleno centro de Punta Arenas. A partir de su detención, perdió su trabajo y pasó detenido por el estadio Fiscal, los regimientos Pudeto y Cochrane, la base de la Fach de bahía Catalina y la isla Dawson. Según el relato que hizo cuando se quiso acoger a la ley de exonerados, en esos recintos fue torturado física y sicológicamente junto a gran cantidad de otras personas.

Ese relato todavía lo conserva Secundino Díaz Vargas, miembro de la familia que recibió a Ramón Mayorga en Magallanes y quien, pese al tiempo transcurrido, todavía lo considera como u hermano. Según contó, la tortura marcó para siempre el carácter reservado de Ramón Mayorga.

Todavía con lágrimas, recuerda que el pasado 16 de noviembre, su hermano que trabajaba en la construcción cayó desde un segundo piso y permaneció en estado de coma en el hospital de Ushuaia hasta el domingo pasado, cuando murió.

Gracias las gestiones del consulado, sus restos fueron traídos a Punta Arenas donde los sepultaron el miércoles en el cementerio Parque Cruz de Froward, en una ceremonia a la que asistieron sus familiares adoptivos y algunos de los ex prisioneros que compartieron con él la prisión política y la tortura.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres