Blogia
MIRANDO AL SUR - augusto alvarado


PUERTO NATALES

<hr><h2><u>PUERTO NATALES</h2></u>
CAPITAL DE LA PROVINCIA DE ÚLTIMA ESPERANZA


La Prensa Austral


Puerto Natales, Capital de la provincia Última Esperanza, forma parte de la región de Magallanes y Antártica Chilena. Se localiza en la ribera del seno Última Esperanza, en un terreno de suave pendiente y en las cercanías de la cordillera Riesco. En la actualidad es centro de servicios administrativos y comerciales de la intensa actividad ganadera que se desarrolla en la provincia; además, muchos de sus habitantes trabajan en las minas de carbón de Argentina. Son de interés las instalaciones y arquitectura de estilo inglés del complejo industrial de Bories, fundado en 1913 y que fue levantado para procesar el ganado de tres grandes estancias de la región. La ciudad se conecta con Punta Arenas a través de una carretera pavimentada. Fue fundada en 1911 y se constituyó rápidamente en un centro residencial y puerto de salida de la producción ganadera de la provincia. Población: (censo 1992), 15.479 habitantes.

Lugares de interés turístico


Costanera, Museo Municipal, Bories, Parque Nacional Torres del Paine, (Declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco en 1978). Lagos Pehoe, Nordenskjold, Sarmiento, del Toro y Grey, Glaciar Grey, saltos, ríos y lagunas. Cerros: Torres y Cuernos del Paine. Monumento Natural Cueva del Milodón: Gran cueva cuyo nombre proviene del animal prehistórico que habitó el área hace unos 10.000 años.

Historia

Fue Juan Fernández de Ladrillero, a bordo de la nave "San Luis", en diciembre de 1557, quien descubrió y navegó por los canales como "última esperanza" para encontrar la boca occidental del Estrecho de Magallanes. Ladrillero fue el primer navegante que recorrió íntegras las costas occidentales de la América meridional, estudiándolas hasta en sus más intrincados senos.

Pasaron tres siglos desde el descubrimiento de Ladrillero antes que se incursionara nuevamente en la zona de Ultima Esperanza. Hacia 1830, la expedición de la fragata "Beagle", enviada por el almirantazgo británico, explora todo el sector descubierto por Ladrillero. Los nombres de algunos integrantes de esa expedición son hoy familiares en la zona: Robert Fitz Roy, William Skyring, James Kirke.

Hacia 1870, nuevamente renace el interés por las tierras de Ultima Esperanza. Entre los osados viajeros que se aventuraron por esos desolados territorios destaca Santiago Zamora, quien pasó a la historia como el Baqueano Zamora y a quien se le debe el descubrimiento de la región lacustre del Paine y de grandes manadas de caballos salvajes o baguales.

A partir de esta época, los lapsos entre viaje y viaje comienzan a acortarse. Ya se va comprobando que los suelos de Ultima Esperanza pueden ser de alguna utilidad. Si bien su clima es inhóspito y sus accidentes geográficos difíciles de superar, estaba naciendo una esperanza.

Algunas incursiones argentinas, preferentemente científicas, impulsaron a las autoridades a enviar nuevas expediciones a esos territorios. En cumplimiento de estas órdenes el teniente Juan Tomás Rogers inicia en 1877 una detenida exploración que se inicia en el sector Skyring hasta las márgenes del río Santa Cruz. Además del teniente Rogers integraban la expedición el guardiamarina Luis Contreras y dos marineros, todos de dotación de la corbeta "Magallanes" y los baqueanos Santiago Zamora y Francisco Jara, auxiliares indispensables como guías por su conocimiento del territorio. Completaba el grupo un joven naturalista de 19 años: Enrique Ibar Sierra.

Años más tarde, el gobierno comisionó al capitán de fragata Ramón Serrano Montaner para penetrar más profundamente en los territorios descubiertos por Ladrillero y ratificados tanto por los baqueanos como por la expedición de Rogers. Serrano inició su exploración en 1889, descubriendo los lagos que bautizó como Balmaceda y Pinto. En su viaje alcanzó hasta el lago Toro y descubrió su desagüe en un gran río que más tarde se llamaría, en su honor, río Serrano.

Hacia 1892, las noticias sobre la calidad y cantidad de los territorios ubicados al norte de Punta Arenas comenzaron a interesar a personas que deseaban explotarlos. Finalizadas las expediciones de reconocimiento, un ex capitán de la marina mercante alemana, Hermann Eberhard, decide establecerse en esta zona y solicita permiso para adentrarse en el sector de Ultima Esperanza.

En compañía de su amigo y compatriota Augusto Kark, emprende vía marítima el reconocimiento del sector. Le acompañaban el marinero Teodoro Huelpher y los ex guardiamarinas Cettle y Game. Luego de innumerables peripecias llegan a lo que es hoy Puerto Consuelo. Luego de un viaje a Europa para adquirir elementos y una lancha a motor, Eberhard obtiene la autorización del gobernador de Magallanes, Manuel Señoret, para instalarse en el sector oriente del seno Ultima Esperanza y nace así la primera estancia: Puerto Consuelo.

El empuje del capitán germano será seguido por otros compatriotas suyos y algunos británicos que, recogiendo el ejemplo del pionero, solicitan concesiones de tierras en el vasto sector descubierto por Ladrillero en 1557. En 1896 se fundó Puerto Prat y un año más tarde Puerto Cóndor. Es el comienzo de la colonización.

Poco a poco los colonos van desplazándose con sus instalaciones hacia las márgenes del río Natales, bautizado así por el propio Eberhard. El francés Alcides Laforest instala un hotel y carnicería en un lomaje cercano al río; José Iglesias se convierte en el primer colono establecido definitivamente al comprar dicha propiedad en 1908. Ese mismo año se instala Rodolfo Stubenrauch con un establecimiento comercial. Comenzaban a surgir los cimientos de la ciudad, una ciudad que nació oficialmente el 31 de mayo de 1911 por decreto supremo firmado por el Presidente de la República Ramón Barros Luco.

"Fúndase la población Puerto Natales en la desembocadura del río Natales, del territorio de Magallanes".
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres