Blogia
MIRANDO AL SUR - augusto alvarado


POR LOS DERECHOS HUMANOS CON BACHELET

<hr><h2><u>POR LOS DERECHOS HUMANOS CON BACHELET</h2></u>

Dawson2000.com solicita su adhesión



Somos promotores de derechos humanos (DDHH), ex prisioneros políticos de Isla Dawson, y perseguidos políticos de la dictadura militar (1973-1989) de Magallanes, conectados en el Proyecto de Información de DDHH Dawson2000.com. Buscamos fortalecer la democracia y los DDHH en Chile haciendo publico las violaciones a los DDHH cometidas por la dictadura en Magallanes, y requiriendo reparación y justicia para los chilenos que a lo largo del país fuimos víctimas de estos crímenes por parte del Estado. Dentro este contexto, no somos imparciales en la elección del próximo Presidente de Chile. Apoyamos y llamamos a elegir a Michelle Bachelet Jeria por ser la mejor opción para el desarrollo cultural de los DDHH y la democracia en Chile.

La sistemática violación de los derechos fundamentales de las personas por la dictadura militar ha quedado grabada en la conciencia chilena. La extensión de las violaciones la sabemos los miles de chilenos quienes fuimos afectados directamente por estos crímenes. La brutalidad de estas acciones la sintetizan los diversos campos de concentraciones establecidos a lo largo de Chile - graficado entre otros por los campos de Isla Dawson en el medio del Estrecho de Magallanes. En estos campos encerraron y torturaron los cuerpos y los sueños de chilenos que pensaban distinto y buscaban una sociedad mejor para Chile.

Los derechos básicos de decenas de miles de chilenos fueron vulnerados por una práctica sistemática de agentes estatales durante la dictadura. Las violaciones de DDHH incluyeron ejecuciones, secuestros, torturas, detenciones, confinamientos en campos de concentración, sometimiento a consejos de guerra, relegaciones y exilio. El Estado de Chile es el responsable último de estas violaciones. El Estado es el garante y responsable, en todo momento, y bajo cualquier tipo de gobierno de la protección de los DDHH de los ciudadanos del país. Justicia y reparación integral es la deuda pendiente del Estado y la Sociedad de Chile para con estos ciudadanos.

A más de tres décadas del golpe militar, la inmensa mayoría de los violadores y responsables de estos crímenes siguen impunes. El avance en el ámbito de reparación integral a las personas que le violaron sus derechos ha sido lento y es cuantitativamente mínimo. Esta falta de justicia y reparación resultan en marginalizaciones sociales de las victimas. Un mayor avance es posible. En esta coyuntura política, depositamos nuestras esperanzas en que un gobierno encabezado por Bachelet posibilite este necesario avance.

Son una minoría nacional los que persisten en negar las aberrantes violaciones a los DDHH de la dictadura militar. Las Fuerzas Armadas, en menor grado la Armada Nacional, han reconocido tener una responsabilidad institucional, aunque general y limitada, por estas violaciones. Todos los partidos políticos, en diversos grados, han reconocido la necesidad de avanzar en el ámbito de la reparación a las víctimas de estas violaciones.

La Concertación por la Democracia estableció como uno de sus objetivos de gobierno la reparación a las personas que les violaron los DDHH durante la dictadura. A pesar de esto, aún no existe una política publica de reparación integral, solo se han dictado leyes de beneficios limitados para determinados grupos de víctimas, incluyendo incentivos mínimos para el retorno de los exiliados, austeros beneficios previsionales para los exonerados políticos, magras pensiones para los familiares de los ejecutados y desaparecidos y pensiones mínimas para los ex prisioneros políticos que constituyen la gran mayoría de las victimas de DDHH. Esta política de reparación es insuficiente en relación al extenso dañó causado y la masividad de las violaciones que se cometieron. Más aún, no hay ningún esfuerzo de reparación destinado a los condenados en consejos de guerra, relegados y exiliados de la dictadura. No existen razones éticas o de derecho que avalen esta discriminación en el tratamiento reparatorio de estos chilenos.

Bachelet es una estadista comprometida con el desarrollo de los DDHH en Chile. Vivió el exilio político (1975-1979) y es una sobreviviente del campo de concentración Villa Grimaldi, donde estuvo secuestrada en enero de 1975 junto a su madre, Ángela Jeria. Es hija del general Alberto Bachelet, prisionero político que murió por consecuencias de las torturas en los meses posteriores al golpe militar. Michelle es una mujer socialista, médico pediatra, que participó activamente en la lucha contra la dictadura y por el retorno a la democracia. Es especialista en materias de defensa nacional.

En el año 2000, Bachelet es nombrada Ministra de Salud por el gobierno concertacionista del Presidente Lagos. Posteriormente es designada Ministra de Defensa Nacional, convirtiéndose en la primera mujer en ejercer esta cartera en un país latinoamericano (2002-2004). Su mayor aporte al desarrollo de los DDHH en Chile ha sido, sin lugar a duda, el haber consolidado el control de las autoridades democráticamente elegidas sobre las Fuerzas Armadas, insertándolas en una institucionalidad basada en el respeto de los DDHH y la democracia como pilares del desarrollo de nuestra nación.

Dentro del marco de la conmemoración de los 30 años del golpe militar, Bachelet como Ministra de Defensa apoyó, contra la oposición inicial de la Armada Nacional, nuestra demanda para retornar a Isla Dawson, En nuestro retorno a Isla Dawson el 22 de noviembre del 2003, como parte de nuestra ceremonia de Homenaje a los ex-prisioneros de Dawson, hicimos entrega pública de nuestra propuesta de reparación al Ministerio de Defensa y a la Armada de Chile en el mismo lugar donde estuvo el Campo de Concentración Río Chico, donde fuimos confinados durante la dictadura militar. Valoramos el rol que Bachelet jugó en apoyarnos para hacer posible este acto de memoria y denuncia en Isla Dawson.

Los informes de la Comisión de Prisión Política y Tortura del 2004 y de la Comisión de Verdad y Reconciliación del 1991, conjuntamente con la legitimidad de nuestras demandas por reparación y justicia, fundamentan ante Chile la necesidad de avanzar en el desarrollo de una política pública de reparación integral de DDHH. Esta política ayudaría a avanzar en la consolidación social de la institucionalidad democrática en Chile. Un gobierno de la Concertación por la Democracia con Bachelet como presidenta abriría nuevas avenidas para que nuestras propuestas de DDHH se transformen en realidades.

Por el avance en la reparación y justicia a las víctimas de la dictadura militar y el desarrollo cultural de los DDHH, solicitamos vuestra adhesión a la candidatura de Michelle Bachelet para Presidenta de Chile
.

Enviar las adhesiones a ddhhbachelet@dawson2000.com, las cuales publicaremos en nuestro portal de internet www.dawson2000.com

Por Dawson2000.com

Elie Valencia
Miguel Loguercio
Héctor Aviles

Marzo 2005
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres