Blogia
MIRANDO AL SUR - augusto alvarado


HUGO CHÁVEZ EN ARGENTINA

<hr><h2><u>HUGO CHÁVEZ EN ARGENTINA </h2></u>

"Estamos en el camino de la integración del sur"



La Jornada

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, y su par de Argentina, Néstor Kirchner, llamaron hoy aquí a profundizar la unidad de América del Sur luego de firmar acuerdos de cooperación e intercambio, entre ellos la alianza de la recientemente creada Empresa de Energía (Enarsa) argentina y la petrolera venezolana PDVSA, además de consolidar el proyecto de la regional Televisora del Sur (Telesur).

El presidente Chávez, quien inició ayer por la tarde una visita de 24 horas a Argentina, declaró previamente a este periódico que las relaciones argentino-venezolanas son "excelentes", y que los avances en las mismas fortalecen el proceso de integración "que es cada vez más profundo".

"Que no se equivoquen algunos que intentan impedirlo", dijo al destacar la acción latinoamericana para advertir a Estados Unidos que no interviniera en el reciente conflicto colombo-venezolano y el papel desempeñado por el presidente de Cuba, Fidel Castro, como mediador.
"Estamos en el camino de la integración del sur y está llegando el momento de decir y hacer", dijo Chávez, quien consideró que los países latinoamericanos están ya conscientes del "inmenso daño que provocó el proyecto neoliberal impuesto".

También destacó que Venezuela nunca había tenido tanta presencia en Argentina y en el Cono Sur como ahora, especialmente con la firma del acuerdo entre Enarsa y la gigante estatal PDVSA, que ya tiene oficinas en Buenos Aires.

El mandatario venezolano sigue pensando en el proyecto de una gran petrolera sudamericana y latinoamericana que una a las empresas de la región.

Después de la firma de los acuerdos con Kirchner en la Casa Rosada, Chávez habló sobre el Foro Social Mundial de Porto Alegre, al que asistió en días pasados: "Es la posibilidad de reflexionar, de ir abriendo caminos a un mundo alternativo, cuando el imperialismo ha resucitado con toda su furia y salvajismo, no sólo económico sino militar". Pero aunque valoró el debate, insistió en que hay que hacer "más".

"Nos estamos encontrando los latinoamericanos desde hace mucho tiempo, porque habíamos perdido el rumbo", dijo al mencionar el esfuerzo de unidad de Simón Bolívar en el siglo XIX. En este sentido consideró que su visita a Buenos Aires está destinada a "acelerar el proceso (integrador) y convertir palabras en acciones".

En su breve discurso, Chávez destacó la "creatividad y coraje" del gobierno argentino para enfrentar el tema de la deuda externa. "Hemos pagado varias veces la deuda eterna", sostuvo, y reproduciendo palabras de Fidel Castro, agregó que la deuda es "matemáticamente eterna".
Arremetió entonces contra el Fondo Monetario Internacional, "culpable de la gran deuda que pesa" sobre los países de la región, pues "violó las Constituciones de nuestros países en beneficio de sectores minoritarios".

Lanzó la propuesta de crear un club de países deudores para negociar con los organismos financieros, pues "hay países cuyos presupuestos se van casi todos hacia el pago de la deuda", así como crear un "banco del sur" que gestione créditos para el desarrollo.

Asimismo, habló de la necesidad estratégica de lograr una televisión latinoamericana como Telesur, para contrarrestar las manipulaciones informativas de la mayoría de los medios privados, y se mencionó a la cadena estadunidense CNN.

Y en el ámbito internacional abogó por la democratización de Naciones Unidas y el retorno al multilateralismo, al criticar "el poder de veto de los triunfadores de la Segunda Guerra Mundial tantos años después" como un anacronismo insostenible.

Por su parte, el presidente Kirchner consideró que para construir una "estrategia de desarrollo sustentable con inclusión social", hay que "construir una sólida unidad continental".

Al destacar la importancia de los acuerdos firmados y que dan continuidad a los que ya se están ejecutando, como el intercambio de combustible por alimentos, dijo que habrá nuevos rubros dentro de ese intercambio, que servirán "para generar empleo" y reactivar producción local.

Por lo pronto, en los locales Astilleros Río Santiago, paralizados en los 90 durante la ola privatizadora menemista, ya finalizó el arreglo de un buque tanque y hasta el año 2008 se construirán otros cuatro, lo que ha significado la reincorporación de trabajadores a sus tareas. "El Luisa Cáceres fue el primer barco venezolano que se repara en Argentina en 200 años. Antes, todo se mandaba al Norte y era muy caro. Aquí salió muy bien y costó 4 millones de dólares. Barato", comentó más tarde Chávez.

En coincidencia con Chávez, Kirchner sostuvo que hay que buscar el respaldo de la opinión pública al multilateralismo, "que debe ser un instrumento especial" para la defensa de todos los derechos de los pueblos, mientras señaló la responsabilidad de los organismos internacionales en las crisis de la región.

"Necesitamos que nuestros pueblos comprendan y defiendan los cambios para encontrar soluciones propias. Es fundamental encontrar el espacio que nos permita una voz en el mundo", señaló el mandatario peronista.
"La fragmentación y las luchas entre países hermanos han resultado funcionales para que la pobreza y la desigualdad proliferen en nuestro continente", añadió.

Los acuerdos firmados hoy contemplan áreas como la energía, comunicaciones, ganadería, educación y alimentos. Este es el tercer viaje de Chávez a Argentina, donde esta tarde inauguró una estación de servicio fruto de la unión Enarsa-PDVSA (gasolinera), de las 600 previstas en el acuerdo energético.

Ahora se busca lanzar la Televisora del Sur, en la que el gobierno venezolano ya invirtió 3 millones de dólares y donde la participación argentina, con 20 por ciento en la etapa inicial del proyecto, será en la prestación de servicios periodísticos y culturales generados en medios públicos, provinciales y académicos.

Poco antes de inaugurar la gasolinera de Petrosur, Chávez dijo que hay "buenas posibilidades" de que PDVSA adquiera los activos de Shell en Argentina, cuando la compañía angloholandesa está retirando inversiones de la región, para "latinoamericanizar" las inversiones internacionales de esa empresa estatal.

"Tenemos ocho refinerías en Estados Unidos, con 14 mil estaciones de combustible, y estamos subsidiando a (el gobierno de George W.) Bush, con 1.5 millones de barriles diarios de petróleo subsidiado. Eso es colonialismo", explicó este día, cuando desde Washington la Casa Blanca volvió a hablar de su "preocupación" por Chávez.

Esta noche, antes de partir Chávez -quien en varias ocasiones citó al general Juan Domingo Perón, el tres veces presidente argentino- se reunirá con intelectuales, periodistas y movimientos sociales y humanitarios
.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres