Blogia
MIRANDO AL SUR - augusto alvarado


CHILE: NUEVO CANCILLER Y VIEJA POLÍTICA

<hr><h2><u>CHILE: NUEVO CANCILLER Y VIEJA POLÍTICA</h2></u> Por Pedro Godoy – Centro de Estudios Chilenos

“El Mercurio” –prestigioso rotativo- lo aplaude. No podía ser de otro modo porque es un colaborador frecuente y pertenece a “la gente linda”, es decir, a nuestros pitucos, futres, palogruesos, es decir, a las elegantes familias de la clase alta. De inmediato se recordaron sus antepasados. El apellido paterno lo ostenta un diplomático que opera en la Guerra del Pacífico y luego es tenaz opositor al Presidente Balmaceda. El apellido materno corresponde a José Joaquín Prieto. Este mandatario, en contubernio con Portales, impulsa otra reyerta fratricida: la Guerra contra la Confederación Perú-Boliviana. Son abolengos netamente antisuramericanos.

El flamante canciller ha publicado notas de prensa contra Perón y Kirchner, contra Argentina y su presunta vocación corporativista y militarista... No me sorprende. Esa gente adoctrina, a nuestra población, en el antiperuanismo, el antibolivianismo y el antiargentinismo. Son docentes eficaces porque ocupan posiciones clave en los medios, la política y la academia. Además disponen de ese carisma propio de quienes mandan. Desde la izquierda no existe, en un siglo, una política destinada a desenmascararlos proponiendo visiones alternativas. El ABC impulsado por la Casa Rosada en 1953... encuentra oposición de unos y otros.

El canciller designado por el “socialista” Presidente Lagos integra la plana mayor del PDC. Esta tienda mesocrática dispone de jefatura oligárquica. Eso no es extraño. Incluso el PS, el PPD y en su momento la IC, el MAPU y el MIR tuvieron cuadros directivos provenientes de ese estrato. Ocurre que, por factores de prestigio, están en los diversos grupos y los mismos “patipelados” y “mediopelos” les facilitan la opción de ocupar jefaturas y con satisfacción se inclinan ante los bisnietos de los encomenderos. La “facha” y los apellidos abren puertas en nuestra premoderna república. La Cancillería está monopolizada por esa casta omnipresente e hiperinfluyente.

El canciller Ignacio Walker Prieto es un exalumno de esa escuela aislacionista y proimperialista. La actualiza, en los 50, Alejandro Magnet. Es un hijo de inmigrantes y no oligarca que, en el sobaco de la Falange Nacional, publica “Nuestros vecinos justicialistas” y “Nuestros vecinos argentinos”. La meta: hundir el ABC y denunciar a Perón como un nuevo Hitler en el Cono Sur. Tras suyo –no cabe duda- estaba la CIA, la clase alta de aquí y de allá y el Comité Antiperonista que operaba en Montevideo. Ese es uno de los maestro del nuevo titular de las RREE de Chile. No se extrañen, pues la Alvear empuja el TLC con EEUU en reemplazo del MERCOSUR.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres